•  Por William Querales*

En Brasil, un país fundador del Mercosur y de la Unasur, una campaña electoral concluye con un triunfo arrollador de Dilma Rousseff, una mujer del Partido de los Trabajadores fundado por Lula Da Silva, quien deja la presidencia de Brasil con un apoyo y una simpatía popular del 80 por ciento. El de Dilma es el triunfo en las favelas, de los pobres y el de una clase media crecida y próspera, organizada en miles de pequeñas y medianas industrias. Es el triunfo del socialismo democrático. Un triunfo que se siente en Rio de Janeiro y en su Cristo Redentor, en la gigantesca e industrial Sao Paulo, en su terruño Belo Horizonte, en la capital y cosmopolita Brasilia, en el gran Paraná, en Pernambuco, en Manaos, Boa Vista, en el Mato Grosso, en la ciudad más conservacionista del mundo, Curitiba, en Porto Alegre, ciudad del festejo y en el área del Pantanal, que es un gran espacio ecológicamente frágil y más grande en extensión que la propia Francia. La campaña, por radio, cine, televisión, perífonos, jingles y pendones, conversatorios, conferencias y diálogos, se sintió en toda la Amazonía brasileña. Los debates públicos le han dado contenido programático a la campaña. Se ha debatido públicamente sobre los problemas del medio ambiente, las quemas indiscriminadas en la Amazonía y sus impactos en el calentamiento global. Se debate sobre el aborto, un tema muy sensible y delicado. Pero la iglesia asume su rol de colocar el debate en la calle, con sus principios y posiciones, como debe ser. Se debate sobre el uso de la energía solar para el desarrollo agrario y la alternativa del etanol, como uso energético alternativo, no contaminante, vegetal y barato. La candidata triunfadora del Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff, una mujer identificada con las reivindicaciones más directas y sentidas de los trabajadores brasileños, arrasó. Es una mujer educada en las ideas de izquierda democrática y en la alternativa del socialismo libertario, no calcado, ni copia de ningún otro, como enseñó el poeta César Vallejo, un marxista peruano que se abrazó con Pablo Neruda, el entonces joven Jorge Luis Borges y con el brasileño Jorge Amado. Brasil es el país con más católicos del mundo, más que México, más que Argentina, Polonia, Italia e Irlanda. Dilma fue presidenta del consejo de gerentes de Petrobras, en la actual gestión de Lula Da Silva, fue a un debate con la gente del partido Verde, cuya candidata es Mariana Silva, quien además fue ministra de Conservación del Presidente Luiz Inacio Lula Da Silva. Mariana obtuvo más del 12 por ciento de los votos. Tercera referencia obrera, radical y del pueblo. Dilma también ha estado en el debate público y ciudadano sobre las enfermedades profesionales de los trabajadores que los discapacitan en el futuro próximo. José Serra, del Partido Socialdemócrata, muy fuerte en Sao Paulo, obtuvo más del 25 por ciento. Serra ha participado con su marcada línea de oposición a Lula, en el debate sobre la Amazonía vino a colación la lucha histórica y de grandes dimensiones por la conservación y la ecología de Chico Mendes. Un trabajador muy avanzado, que viene de una gran pobreza económica, un hombre que promovió con valor y con fuerza durante los años 1970 y 80, una lucha sin cuartel por la defensa del ambiente y de la Amazonía. El pulmón vegetal más grande del mundo. Chico Mendes se opuso con campesinos y aborígenes organizados, se opuso a las quemas de territorios verdes en la Amazonía, llevada a cabo por latifundistas inescrupulosos y sin cultura ecológica que incendiaban intencionalmente territorios más grandes en extensión que Suiza. En un solo año se contabilizaron más de 20 mil incendios provocados, intencionales en la Amazonía brasileña, por ser más barato que la deforestación manual y controlada. La tala y el incendio intencional en la Amazonía se imponen como un modelo nefasto de crecimiento económico. La dictadura militar que gobierna a Brasil, prácticamente regala el Mato Grosso y encarcela a Dilma Rousseff. La dictadura militar brasileña emprende la construcción de la carretera Trasamazónica de más de 5 mil kilómetros de longitud, que extermina a los indígenas y a la ecología, la flora, la fauna y todo lo que se mueva en la Amazonía. Pero Chico Mendes da la pelea y es reconocido y premiado por el mundo consciente. Chico Mendes, luego fue asesinado. Chico Mendes, es un signo indeleble de una política leal, útil y consecuente. Lula lo hereda, como un hijo de los trabajadores brasileños. Dilma será la primera mujer presidenta de Brasil. Como Clara Zetkin, como Argelia Laya, o como María León, Dilma es una mujer del socialismo y de los trabajadores. Dilma recoge el legado de Chico Mendes y de Lula. Que bien lo diga el doctor Eddy Gómez, un defensor sin cuartel de la Amazonía venezolana, un patrimonio del mundo y presidente del Parlamento Amazónico, quien reivindica la lucha ecológica de Chico Mendes.

*Director del grupo parlamentario de Relaciones con Brasil.

*Diputado venezolano en el Mercosur por el Psuv. Parlamento que sesiona en Brasilia y en Montevideo, Uruguay.

*williamquerales@hotmail.com

Fuente: Elaragueno.gesindoni.com.ve

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

Verdades sobre la libertad de prensa

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)
Un buen número de los prejuicios anticomunistas sembrados en el continente durante la guerra fría, han prevalecido hasta hoy, adaptados a los propósitos contrarrevolucionarios de la propaganda imperialista actual, dirigida a contrarrestar las corrientes socialistas e independentistas, así como a sentar o consolidar las bases ideológicas que sirven a sus propósitos de dominación global.

Estados Unidos está en condiciones óptimas para ejercer el control de los medios de comunicación allí donde rijan economías de mercado que abarquen los medios de prensa y entretenimiento susceptibles de penetración o posesión por el capital.

De ahí su insistencia en la total privatización de éstos en aras de la “libertad de prensa” y su rechazo de cualquier intervención gubernamental. Se obvia el hecho de que, en última instancia, la regulación estatal de los medios masivos de comunicación en cualquier país donde funcione un sistema político mínimamente representativo, asegura a la prensa un carácter mucho más democrático que la propiedad oligárquica (o imperialista) sobre estos medios.

El capitalismo ha logrado acuñar la idea de que la libertad de prensa y la libertad de poseer los medios y/o condicionar sus contenidos mediante la propaganda comercial, son una y la misma cosa. Para los dueños del dinero, lo importante no es la que la información y la accesibilidad a los medios alcancen a toda la población y a todas las corrientes de opinión por igual, sino que ello sea proporcional a la solvencia económica de las personas.

Obviamente no basta con que el Estado desempeñe el papel principal para la salvaguarda de una verdadera libertad de prensa. Como debe ser respecto a todos los demás aspectos de una real democracia, a la ciudadanía debe corresponder ejercer su vigilancia para que este papel se cumpla a cabalidad por las autoridades electas llamadas a ejercerlo, de modo que las aspiraciones e intereses de todos los sectores de la población se vean reflejados en la prensa sin que la posesión del dinero signifique privilegio alguno como ocurre cuando los medios están al servicio del capital.

En el capitalismo, la publicidad es la fuente de ingresos que permite subsistir a una publicación. La prensa funciona como si fuera una democracia ponderada en la que cada quien ejerce poder según sea el monto de sus aportes. Los anunciantes imponen su ideología exigiendo o excluyendo lo que se informa según convenga o no a sus intereses. Esto es valido tanto en lo interno como con respecto a la información internacional.

Las publicaciones impresas y programas radiales o televisivos son vallas anunciadoras que atraen a sus lectores y audiencias hacia los anuncios, directos o indirectos, con información que sea atractiva y conveniente a los intereses de los patrocinadores.

Los grupos de poder empresarial, fundaciones económicas y lobbies tienen capacidad organizativa, financiera y política suficiente para organizar boicots y otras campañas de presión contra aquellos medios o periodistas que se salgan de la línea que ellos trazan y la mayoría de los medios optan por el acatamiento de esas normas para poder subsistir, porque enfrentarse a ellos significa quebrar.

Los medios que sobreviven en el capitalismo con verdadera independencia y honestidad deben superar obstáculos de enorme magnitud, empezando por las dificultades que confrontan para obtener anunciantes dispuestos a desmarcarse de los grupos empresariales opuestos a una prensa insobornable.

La función del periodismo y del periodista hoy en Cuba no es distinta de la de sus similares en cualquier otro país del mundo aunque sean muchas las circunstancias de todo tipo que definen maneras distintas de lograr el común propósito teórico de informar con objetividad a la población en general.

Una característica tiene el periodismo en Cuba que lo distingue ventajosamente de otros países: no se permite la propiedad privada sobre los medios de prensa ni la propaganda comercial como manera de sustentarse las publicaciones, que son las dos formas esenciales con que los capitalistas locales y los poderes hegemónicos extranjeros controlan los medios. Ello sitúa a Cuba más cerca que cualquier otra nación del continente de garantizar una verdadera libertad de prensa.

No obstante, no debe pensarse que Cuba, habiendo logrado que los medios no puedan ser controlados por el capital, ha logrado garantizar a todos los sectores y corrientes de opinión de la sociedad el acceso a los medios en igualdad de condiciones, algo que debe ser la meta en una sociedad regida por la solidaridad.

Las condiciones de la guerra desigual y el criminal bloqueo económico que lleva a cabo contra la Isla el gobierno de Estados Unidos, junto a su proclamado objetivo de derrocar a la revolución, excluyen toda concesión respecto a la utilización de mecanismos de mercado en la prensa pero también impiden otras soluciones para perfeccionar la proyección democrática y socialista de los medios.

Además, son muchos los obstáculos de origen subjetivo que aún lastran el camino (inédito) hacia una prensa socialista dinámica y atractiva.

La revolución cubana habrá completado su obra en lo tocante al periodismo cuando le sea dable, en condiciones que no pongan en riesgo su seguridad, situar plenamente a la prensa bajo control.

Fecha: 23/10/2010 17:19.


Anónimo

Indígenas aislados en la selva amazónica en peligro

Ante el avance de madereros ilegales, se impone la protección de indígenas aislados voluntariamente e implica a los gobiernos de Brasil y Perú.
© FUNAI
Por Paula Estañol
El aislamiento y las dificultades de acceso no impiden frenar el avance de las madereras y de grupos de hacendados que desplazan a los indios para ganar más tierras. Con la publicación de fotos recientes, se intenta llamar la atención del riesgo que corren las tribus amenazadas por madereros ilegales que logran traspasar la frontera que separa Brasil de Perú.

Fecha: 01/02/2011 12:08.


Anónimo

QUEMAZONES


Andrés Granje
El grado de inconsciencia de la gente es increíble, altos índice de incultura que se vuelven intolerables, nuestra falta de civismo es alarmante, hasta nos falta sentido común para entender cosas que pareciera tan sencillas y claras, sin embargo nuestro egoísmo e individualismo nos lleva a cometer cada torpeza que pone en riesgo la salud y hasta la integridad física de la población.El paraguayo solamente funciona bajo el látigo y el castigo, aseguran muchos, me niego a entender esta lógica expuesta con bastante crudeza y cinismo por los amantes del garrote y del autoritarismo, que indica que solamente con disposiciones taxativas y bajo la imposición de una fuerte multa o pena, el paraguayo obedece. Que el relajo y la desidia es el resultado cuando se quiere por medio de la concientización y el razonamiento llegar a modificar su conducta.



Esto justifican abusos y explotaciones como los casos emblemáticos de los mensues en los yerbales de Itapuá y Alto Paraná, o los hacheros de los quebrachales de Casado en el chaco, sin embargo permítanme dudar de estos extremos que se tienen como verdades indiscutidas, en todo caso debiéramos cambiar en nuestra manera de entender la vida, porque la irracionalidad no es atributo único de los mas pobres o incultos, sino alcanza a todos los niveles de la población.
Fíjense lo acontecido ayer en cercanías de Puerto Falcón con las quemazones de campo, los famosos rosados que le llaman, la manera más barata y ruin de mejorar el pastizal para alimento del ganado, a costa del empobrecimiento futuro de los campos y de la posibilidad cada vez mas cercana del desastre ecológico de inconmensurable daño para el ecosistema. Lo de ayer fue una desgracia con suerte a raíz del humo que saco visibilidad a los transportistas hubo choques de vehículos y heridos que no fueron graves.El cambio de tiempo trajo alivio, este gesto imprudente y desconsiderado de los que recurren cada verano a este método es criminal, hasta ahora no sucedió nada irreparable pero de persistir estas inconsciencias serán inevitables.
Los ganaderos que recurren a estos procedimientos no son precisamente los menos informados o ignorantes para no saber hasta qué punto es peligroso la quema de campos en tiempo que la alta temperatura de un verano bochornoso y nuestras precariedades e imprevisiones a nivel país, hace que tengamos cortes de la energía eléctrica y del suministro de agua, lo que tornaría en tragedia tratar de apagar un incendio forestal de gran magnitud, provocados por la codicia criminal y la irreflexión.

Fecha: 28/03/2011 11:31.


Añadir un comentario



No será mostrado.