MARTÍN BURT (PLRA), ENRIQUE RIERA (ANR) Y EVANHY DE GALLEGOS (ANR), EX JEFES COMUNALES CAPITALINOS

Las deudas del Estado y los medios de transportes, entre otros temas, expusieron el pasado martes en entrevista concedida a La Nación.

– ¿Cuáles fueron los principales impedimentos para que no puedan realizar sus proyectos u obras?

RIERA: Yo cuando apenas asumí me topé con la nueva ley de Contrataciones Públicas, es decir teníamos que hacer el plan de contrataciones, los temas burocráticos, cuando se tenía que comprar algo se tenía que esperar más o menos seis meses, esto si es que no había problemas en la Junta Municipal, entonces obviamente uno va al barrio, se inaugura el empedrado, ahí te piden regadoras contra el dengue, y mientras vos comprás esas regadoras ya terminó el dengue.

El segundo problema que encontré es que en el discurso había apoyo, pero en la práctica ninguno en el Poder Ejecutivo, talvez sea por celos políticos.

BURT: Yo siendo liberal no tenía ninguna autoridad colorada que se animara a apoyar mi gestión porque le tenían con el chake de que iba a colaborar con el enemigo. Incluso, una vez un ex ministro de Wasmosy me llegó a contar que a él se le asignó a frenar los proyectos de la municipalidad. Eso poco a poco tenemos que ir evolucionando y creo que en el período de Evanhy ya se logró superar eso en parte con la Ley de Capitalidad, que obliga a trabajar juntos. 

RIERA: Nosotros, por ejemplo, no pudimos llevar adelante la Franja Costera, que desarrolló Martín Burt, y que a mi me tocó como a punto de caramelo, se aprobaron los siete componentes técnicos. Oficialmente yo no tengo justificación del porqué se suspendió la construcción de la obra, pero extraoficialmente, como dice Martín, por razones políticas y económicas.

 

– ¿Cuánto es la deuda del Estado con la municipalidad?

BURT: No recuerdo la deuda, pero nosotros tuvimos un serio problema de cobro, no solamente de inversiones sino de servicios públicos, de recolección de basuras del Ministerio de Defensa, del MEC, es decir era una cosa terrorífica, pero a pesar de eso mediante una reforma tributaria que hicimos supimos sobrevivir al boicot financiero del gobierno.

EVANHY: Nosotros empezamos con 140 millones de dólares y la prescripción que tuvimos que hacer para darle la última cifra a Lugo, en diciembre del 2009, fue de 33 millones de dólares, con la Ley de Capitalidad, esta es la cifra que la municipalidad va a cobrarle al gobierno.

 

– En el tema de los cobros de los impuestos, ¿se cobra o hay una alta morosidad por parte de los contribuyentes?

BURT: Nosotros implementamos un novedoso sistema para salir de la típica burocracia tributaria, nos concentramos en los tributos que estaban a punto de vencer, hasta cinco años de no cobro, la ley dice que después de cinco años el municipio ya no puede más cobrar, es decir nos concentramos en esos tributos. También hicimos una serie de reformas tributarias, trajimos consultores internacionales que nos ayudaron a hacer, y una de las cosas que salió muy bien fue la contratación de abogados externos que cobren los impuestos, eso libera de la presión política a la intendencia, eso funcionó bastante bien.

RIERA: Nosotros continuamos con el sistema y recibimos la municipalidad en caja, cuando Martín (Burt) se fue teníamos al menos para llegar hasta ese mes, pero después como el municipio tiene un ciclo de recaudación, marzo y abril, octubre, luego baja y después a fin de año. Bueno, en el período de cosecha aguanta.

 

– ¿Es decir el boicot del Gobierno Central no tiene colores?

BURT: Sí tiene colores, dentro del coloradismo hay, como así en parte de Argentina hay distintos tonos de verdes, en el partido colorado hay distintos tipos de rojos, pero eso es lamentable el abuso caprichoso de no cumplir la ley, porque hay una ley que le asignaba los recursos de Itaipú al gobierno de Asunción y el Gobierno Central nunca mandó esa plata; es decir, ellos comieron la plata de Itaipú en Hacienda.

 

– Lo que siempre escuchamos de cada intendente es la queja contra la Essap, ¿por qué no pudieron solucionar ese problema que crea también los baches?

EVANHY: Ocurre que esos servicios, que son de redes, en cualquier ciudad de cualquier país del mundo son municipales los servicios, entonces vos podés tener control de tus subsuelos, podés tener control de tu ciudad, en el Paraguay no es así porque la famosa descentralización no existe, entonces el Gobierno Central sigue teniendo bajo su mando servicios que no puede cumplir y es por eso que Corposana (hoy Essap), que nace como proyecto para Asunción e invirtió en el, sin embargo se extendió para todo el país y ahí los asuncenos ya fuimos estafados y luego de Corposana pasa a ser Essap y cuando se convierte en Essap, en el año 2000, deja en el Congreso como olvidado el desagüe pluvial, que no existe, queda en el campo de nadie.  

BURT: La solución es realizar las inversiones y hacer ajustes institucionales como para que no sucedan estas dificultades, el gobierno nacional está prestando servicios locales, entonces Asunción, incluso es la peor castigada en cuanto a la descentralización porque no teníamos gobernación.

EVANHY: Acá falta desagüe pluvial, que quedó en el tiempo con ese siete por ciento, desagüe cloacal, que quedó entre cuarenta casi cincuenta y tampoco es la solución, porque eso sí está en el rubro de la Essap, se le paga a la Essap por eso, pero ellos llevan el crudo al río, que tampoco es la solución.

BURT: Cuando la Essap tira su cloaca cruda a Cateura, la Fiscalía del Medio Ambiente no ve y eso existe hasta ahora.

RIERA: El proyecto de la Franja Costera, que finalmente se frustró y que gracias a Dios una parte va a salir ahora, tenía una planta de desagüe de tratamiento cloacal para toda la ciudad de Asunción, y que hoy la tiene, ahora todas las aguas sucias, crudas de Asunción van al río sin tratamiento previo, es decir estamos encima de una gran cloaca.

 

– Otro de los problemas es el de transporte público

EVANHY: Hace diecinueve años se creó el sistema.

BURT: El Congreso dispuso la creación de un sistema por el cual el municipio de Asunción no tiene jurisdicción del transporte público, además está un problema de gobernabilidad gravísimo en la Setama, donde hay representantes de las partes, de los empresarios y sindicatos, entonces existe un proyecto de utilizar Eusebio Ayala hasta el centro de Asunción, Fernando de la Mora, para ser los alimentarios como espina de pescado, eso es un metro de superficie, que cuesta 100 millones de dólares más barato por kilómetro, que se está implementando en Quito (Ecuador) con un gran éxito.

RIERA: Solo seis empresas se mueven en Asunción, de las cuarenta y tres empresas solo seis se mueven dentro de Asunción, el resto es interurbano, de San Lorenzo, Luque, Itauguá, y eso está manejado por Setama. Y cuando un ómnibus cruza la frontera de Asunción ya no es competencia del municipio sino es competencia de Setama.

EVANHY: Acá por día entran en Asunción doce mil redondos por el mismo sector y traen a un millón quinientos mil habitantes todos los días, que entran y salen, y entran doscientos mil automovilistas del departamento Central todos los días.

 

– El problema de los baches o dar solución a eso ¿es responsabilidad de la municipalidad o de Obras Públicas?

RIERA: Martín tenía una ley que le obligaba a los frentistas a pagar el asfalto e hizo un montón de asfalto, pero cuando llega la factura la gente se quejaba, al pasar le gritaba porque la gente no quería pagar la factura, hasta llegó a tener los frentistas en acción. Cuando yo me di cuenta de esa situación, entonces dije, no tengo otra solución, si hago lo mismo me van a incendiar y vinimos con la historia de asfalto sin costo a los frentistas, pero eso lo hacíamos con recursos propios.

EVANHY: Yo al ver la experiencia de ustedes decidí no hacer más ningún asfalto sin hacer primero el desagüe pluvial, por eso nuestro asfalto son caros, que es lo que hicimos en Choferes del Chaco y otras avenidas, ahora nada se le cobra a los frentistas. Pasa lo siguiente, de qué te sirve hacer un asfalto si se te va a romper a los quince, veinte o un año se te va a romper porque se te va romper un caño. Ahora ya se hace un asfalto, pero al mismo tiempo también el desagüe pluvial, y por eso es más caro.

BURT: El problema de los baches se produce por los caños viejos y rotos que ya perdieron su vida útil, que vienen de la época del ñaupa, tienen 30, 20 años vencidas.

RIERA: Hay un tema muy importante, la gente piensa que el intendente tiene la suma de todos los poderes de la ciudad y no es así. No podemos pagar la ciudad que nos merecemos. Yo por ejemplo hice el call center para escuchar los reclamos ciudadanos y cuál fue mi sorpresa cuando vi que en primer lugar figuraba la mordida de perro, en vez de los baches o la basura, empecé a buscar a la perrera.

 

– ¿Cuál es el mayor ingreso de la Municipalidad de Asunción?

RIERA: El impuesto inmobiliario.

EVANHY: Que de los gastos te queda después una miseria, la recaudación en impuesto inmobiliario está por los 350 mil millones de guaraníes anuales.

 

– Pero gran parte de los recursos se invierte en pagar a los funcionarios.

EVANHY: Riera invirtió 8% en los funcionarios, yo también 8%. Filizzola metió más de 43% de funcionarios, Burt tuvo 19%.

BURT: Ahora existe un problema, no hay un criterio de cuántos funcionarios se requieren para asistir a la ciudad, porque si la gente reclama que se arregle las plazas, entonces se contrata más jardineros, porque el quid de la cuestión no es el número absoluto de los funcionarios sino el relativo. A nosotros nos tocó bajar el gasto de personal de 57 a 54%, porque yo metí funcionarios, pero metí para los limpiadores del Mercado 4.

RIERA: Nosotros nos encontramos con 7 mil funcionarios y dejamos a 5 mil. Yo plantee el retiro voluntario, que a mí no me aprobaron en primer momento, a Evanhy sí, entonces me fui sacando a 50, a 100, hasta que me quedó una colita de 800, que le saqué de golpe y después se formó una huelga. Porque en mi época había 12 sindicatos, que administran un promedio de 1.200 millones de guaraníes por mes sin ningún control, que el municipio descuenta del salario de los obreros y le entrega a los sindicatos, y ese dinero, salvo excepciones, se le presta de nuevo a los funcionarios con intereses usurarios, entonces cuando se convoca a una huelga, se convoca a sus deudores.

BURT: El problema que hay es que la ley del funcionario público tiene rigideces que te dificultan a llevar personas de secretaría, de la Dirección de Cultura, por decir, llevarlos a limpieza, o a la Dirección de Tránsito, eso no se puede hacer porque la ley te prohíbe.

 

– Teniendo en cuenta la experiencia de ustedes ¿cuál es la promesa no realizable de los intendentables?

BURT: La no realizable es el bacheo, por dos motivos que no tiene nada que ver ni con la inteligencia de Samaniego, ni con la inteligencia de Carrizosa, tiene que ver con la ley de la física, cuando un caño está roto y gotea por debajo del asfaltado y encima del asfaltado está con muchos años vencidos y se rompe, y los caños de Corposana que ya estaban rotos en mi época, luego en los años de Riera y en los tres años de Evanhy, entonces ahora son 20 años más viejo.

RIERA: Coincido con Martín (Burt), porque cuando el caño se rompe acá, no es que  el agua sube como periscopio, porque el caño puede romperse acá, pero el agua sale en otra parte, entonces cuando vos abrís el bache acá y empezás a buscar el caño, vos mismo abrís los baches y hasta llegar al problema, pero no es garantía que vos al cerrar eso, se abra nuevamente dentro de tres meses en el mismo lugar. Yo cuando estuve en la Intendencia tenía 80 caños rotos por día.

EVANHY: Ahora tenemos 100 caños rotos por día, llegamos a tener 150 por día.

La única salida es que a través del Congreso se logre la ley que traspase a los municipios, porque el problema no es solo nuestro, sino es de Lambaré, de Fernando de la Mora y otros, la distribución de agua potable, la responsabilidad del desagüe cloacal o aguas negras, y el alumbrado público. Porque actualmente estos servicios cobra la Essap, por los servicios que realmente no da, acá todo sigue siendo de la Administración Central, porque no existe la descentralización.

 

LA VIDA PRIVADA

 

MARTÍN BURT

 

“Dejar la municipalidad fue un alivio, porque resulta que es algo frustrante creer que uno tiene capacidad de persuadir con argumentos, con esto del agua, fijate que esto ya fue mi argumento en el 98 y hasta hoy se sigue hablando del bache, o sea el problema no fue bache Burt. Y ahí está el problema de los medios de comunicación que no alertan sobre las promesas incumplidas, como aquel que dice, yo voy a solucionar los baches en veinticuatro horas, es como una tomadura de pelo a la conciencia ciudadana. Nunca más (me volvería a candidatar). Por dos motivos, uno porque ya fue suficiente, para mí fue una plaga, pero aparte de eso es que otros líderes de la ciudad también pasen por este túnel sin luz, porque entonces se va creando consenso sobre los problemas”.

 

ENRIQUE RIERA

 

 “Mi vida cambió totalmente (siendo intendente) porque obviamente nos quedamos sin vida familiar, sin descanso y económicamente pésimo. Yo perdí el 80% de mi ahorro en el municipio de Asunción y retomar la profesión me causó horrores, ahora recién empezamos a tener rendimiento. En la vida familiar, no ves a tus hijos. En la noche cuando llueve el intendente no duerme porque sabe que al día siguiente te vas a encontrar con arroyos que desbordan y cuando abrís el diario el responsable es el intendente. En algún momento dado pensé en la posibilidad de (candidatarme) más adelante, con el ánimo de aprender de mis aciertos y de mis errores, pero cuando me pongo a pensar en los momentos difíciles que me tocó vivir, como el caso de Ycuá Bolaños, lógicamente fue el momento más difícil de mi vida, en la salud yo terminé con una ulcera gástrica”.

 

EVANHY DE GALLEGO

“Yo estuve tres años y medio, pero considero que uno físicamente lo más que puede aguantar en un cargo como este, es de dos años, el resto ya son golpes demasiados grandes, y que sí o sí repercute, perdés familia, yo por ejemplo no he visto crecer a mis nietos. Yo agradezco a los intendentes anteriores, porque gracias a las experiencias que tuvieron ellos, yo pude capitalizar muchísimo de los que ellos hicieron. Yo en estos tres años y medio me hospitalice dos veces de úlcera y de otras cosas más. Ahora, si me animé a candidatarme (para concejala) en Asunción fue porque veo que puede existir ahora una gobernabilidad con el gobierno y que con la concejalía, con mi experiencia, podría ayudar que las cosas se hagan más rápido para el ciudadano asunceno”.

https://vivaparaguay.blogia.com/upload/externo-ac870db59e4a9efd1ee4bc9ed1886dfd.jpg

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.