ENCUESTAS

Publicado: 22/02/2011 14:27 por jotaefeb en POLÍTICA: tapa lo urgente e importante

 

Andrés Granje

La guerra de las encuestas, denomina la gente a la cíclica y abundante mediciones de diferentes consultoras publicadas sobre la ubicación que lograran  los candidatos y partidos  políticos en etapas eleccionarias, en Paraguay, desde hace tres o cuatro lustros comenzó a implementarse de manera casi sistemática el mecanismo. En esencia la encuesta es buena para todas las partes, por el muestreo se  adelanta el posible comportamiento del publico elector en las urnas, a los potenciales votantes le permite conocer cual es la tendencia y a los candidatos y movimientos saber en que deben mejorar para tentar con mas suerte cambiar la cuota de crédito que su figura depara en los electores, en el caso de los que van abajo y mantener o acrecentar posiciones a los que encabezan la preferencia.

La encuesta política no es infalible, tiene un margen de error calculable, pero no es chapucería, es una ciencia practicada por sociólogos que  realizan las consultas con preguntas pertinentes para tener la radiografía exacta del momento de la medición, Alguna vez nos explicaba un sociólogo como funcionaba y su lógica es indestructible, comparaba  las encuestas con las pruebas que se hacen para saber si el agua  contenida en un bidón, o la leche de un tanque, que grado de potabilidad  tienen, me decía el amigo que no es preciso beberse o analizar todo el contenido del tanque o del bidón para saber si son potables, basta solamente tomar muestras y realizar las pruebas, el resultado en casi el cien por ciento de los casos reflejará la calidad del total del producto, así funciona o debiera funcionar las encuestas en cualquier parte, menos en Paraguay.

 

Lamentablemente en el país demasiadas encuestadoras tienen mas un compromiso con los que pagan la encuesta y no con la opinión publica que consumen la información, los candidatos que les pagan  inmersos en la lucha electoral pierden contacto con la realidad y lo único que anhelan es encontrar cifras y números que respalden sus ansias de ganar elecciones, aunque las cifras que compran intuyen no reflejan la realidad del momento. Otros sabiendo la verdad hacen publicar datos falsos, con el deseo de incidir artificiosamente a torcer la voluntad popular por medio del ardid  de decir que están primeros.

 

Es lo que pasa con las encuestas sobre preferencia de candidatos en el Partido Colorado donde entre encuestas y encuestas hay una diferencia de 30 puntos, lo que parece una enormidad que rebasa la ciencia, no puede en un mismo  universo , todos son colorados, existir tanta disparidad, alguien metió la mano para falsear datos y es lamentable. Podrán argumentar que el tiempo dirá cual de las encuestadoras es la creíble y se acerca a los guarismos finales. Sin embargo estas irresponsabilidades hacen  crecer la percepción de la ciudadanía que las encuestas realizadas en el país no son confiables porque sus responsables manipulan ingredientes para tener un resultado amañado. Ante todo esto decimos a los afiliados colorados que no se dejen impresionar por los números y lo que indica las encuestas y que vayan tranquilos a votar por sus preferidos a conciencia el día de las elecciones.

 

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.