Dionisio Arce Jara (*)

El gobierno neo-stronista de Fernando Lugo inició una gran cacería para atrapar a los Pombero del EPP. Solo tres guerrilleros fueron abatidos supuestamente en enfrentamientos con la policía.

------

El fantasmagórico Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) nació oficialmente el 12 de marzo de 2008. En aquel día, un grupo de desconocidos asaltó la estancia del sojero brasileño Nabor Both. El establecimiento empresarial queda en Curuzu de Hierro (distrito de Horqueta, Departamento de Concepción). El grupo nació, suges- tivamente, en el contexto de las elecciones del 2008 y sirvió para atacar a Fernando Lugo,supuesto izquierdista bolivariano.

La denuncia del empresario dice que un grupo de desconocidos quemó un galpón en donde se encontraban dos tractores agrícolas, una máquina cosechadora y otra plantadora. Los medios de comunicación informaron que en el sitio se había encontrado una pancarta anónima que decía: “Ejército del Pueblo Paraguayo, Comando Germán Aguayo. Tierra a los campesinos paraguayos. Quienes matan al pueblo con agrotóxicos pagarán de esta manera”. Los hechos delictivos de años anteriores eran atribuidos a grupos criminales ligados a las FARC, pero aún no tenían una identificación. El EPP es un supuesto grupo guerrillero atípico, ya que nunca hizo una proclama pública sino a través de comunicados anónimos (cualquiera lo puede hacer), fotos y manuales de combate "olvidados" en los campamentos.  

Los propietarios de la estancia Santa Herminia, que tenía unas 1.500 hectáreas de soja, culparon a los campesinos de la zona, quienes habían denunciado a los sojeros por contaminar el medio ambiente con agrotóxicos. Los brasileños acusaron a Demetrio Alvarenga, líder de la comunidad, de ser uno de los autores del hecho. Desde aquel día el campesino es perseguido por ser supuestamente miembro del EPP. 

Sugestiva declaración de Carmen Villalba 

Lo llamativo del caso es que la aparición de la supuesta guerrilla fue precedida por una campaña de dirigentes colorados y empresarios reaccionarios que no veían con buenos ojos la posible victoria de Fernando Lugo en las elecciones de 2008. El nacimiento del EPP se dio en el fragor de la lucha por el poder. Por ello, Mirtha Gusinsky, madre de Cecilia Cubas, había lanzado un spot publicitario para pedir a la ciudadanía a no votar por Lugo, ya que sería cómplice de los secuestradores y asesinos de su hija. 

Al día siguiente de la acción del EPP en la estancia Santa Herminia, un grupo de campesinos supuestamente también quemó un galpón, donde habían maquinarias agrícolas, del establecimiento Toro Blanco, en el distrito de Tava'i de Caazapá. 

Los campesinos de Curuzú de Hierro y Alvarenga habían negado la autoría del hecho que denunció el empresario Both. Los campesinos sospecharon que el brasileño habría quemado su galpón para luego culpar a sus vecinos. El monseñor Pablo Cáceres había defendido a los campesinos y predijo que el nacimiento del EPP sería parte de un plan de sojeros para criminalizar a los campesinos que luchan por sus derechos. 

Unos días después Carmen Villalba, condenada por el secuestro de María Edith de Debernardi, llamó a varias radios y luego dio una conferencia de prensa en el penal de mujeres para anunciar que es la “vocera” del EPP. De esta manera anunciaba el inicio del trabajo de desestabilización del “Establishment” capitalista.  El supuesto guerrillero arrepentido, Cristóbal Dionisio Olazar, también "confirma la formación de grupo paramilitar"

El 1 de agosto de 2008 se produce otro golpe atribuido por la Fiscalía General del Estado al EPP. Se trata del secuestro del ganadero Luis Lindstron, quien fue liberado el 12 de setiembre de ese año. Actualmente varios campesinos están procesados y encarcelados por ese crimen desde el 19 de enero de 2010. El 15 de octubre de 2009 fue secuestrado el ganadero Fidel Zavala, quien fue liberado el 17 de enero de 2010. Llamativamente los “Pombero” del EPP no fueron capturados por este hecho. 

El 5 de diciembre de 2008 se denuncia la quema de un tractor de la estancia Santa Adelia, situada a unos 60 kilómetros de Concepción. La prensa también culpó al EPP, conocidos luego como “Enemigos del Pueblo Paraguayo”, según un spot publicitario del gobierno de Lugo. En abril de 2010 también fueron asesinadas cuatro personas, supuestamente por miembros de la guerrilla.

, quien desde que asumió el poder en agosto de 2008 no se ha cansado de prometer que destruirá al grupo criminal, pero no lo hizo ni con el estado de excepción.

 

(*) Periodista de ABC Color y Secretario de Interior del SPP

 http://periodistaspy.blogspot.com/2011/03/el-fantasmagorico-epp-cumple-tres-anos.html

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comMaria

........

"Neo-stronista"? Esta gente pio sabe lo que escribe. Lugo será un pusilánime y lo que quieras, pero hay cada... que escribe.

Fecha: 14/03/2011 21:45.


Anónimo

Redoblar la lucha contra el EPP

La brutal ejecución de un concejal municipal de Azotey despierta nuevas y fundadas sospechas de que el núcleo del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) se encuentra activo en la misma zona habitual. Si bien aún no se pudo determinar con total precisión si el asesinato de José del Rosario Cabrera está relacionado a la referida banda criminal, lo cierto es que existen indicios que apuntan en dirección de esa conexión. Hace algunos meses, un campamento abandonado del EPP fue hallado dentro de la propiedad de Cabrera, no muy lejos de su casa. La especulación de la Policía fue que el concejal colorado colaboraba con el grupo armado en la provisión de víveres y otras tareas de logística. Esta creencia se fortalecía por el hecho de que Cabrera fue reticente a colaborar con los investigadores. Ahora, luego de enviar a su familia a Asunción debido según parece a las amenazas, Cabrera fue muerto al salir de su domicilio en Kurusu de Hierro.

El estado actual de la investigación no permite establecer si fue atacado con disparos de armas de fuego o si falleció a causa de la detonación de un aparato explosivo.

Si efectivamente el concejal Cabrera murió a manos del grupo comandado por Manuel Cristaldo Mieres –hipótesis a cuya confirmación todo apunta–, sería la prueba de que en los últimos meses no solo no se han dado pasos ciertos hacia el desmantelamiento de la banda sino que ésta se encuentra operativa y con alto poder de fuego. Lo más llamativo del asunto es que el área de acción de estos delincuentes es siempre la misma. Los atentados que se le atribuyen o las declaraciones de testigos que aseguran haber visto a los miembros del EPP corresponden todos a la misma zona del norte de nuestro país. Una de las premisas elementales de la guerra de guerrillas –a la que supuestamente adscribe el EPP– es el permanente desplazamiento de las unidades de combate, estrategia que le otorga algunas ventajas sobre un ejército regular. Debe estar en constante movimiento para asestar los golpes en el lugar y momento más convenientes.

Sin embargo, el EPP parece actuar contradiciendo esta consigna, pues nunca se aleja demasiado de las cercanías de Kurusu de Hierro y adyacencias. Con esta conducta que desafía la lógica, no se entiende porqué no se registraron más capturas o se hallaron nuevos campamentos en el territorio mencionado. Los trabajos de inteligencia que se presume están realizándose en el esfuerzo de determinar el paradero del núcleo armado no han arrojado resultados visibles. Entre tanto, es preocupante –si se prueba la autoría del EPP en este último asesinato– que los delincuentes se comporten como quien pasea por su patio en el norte del país. El Gobierno debe redoblar los esfuerzos por encontrar y llevar ante la Justicia a esta banda de criminales. Esto es particularmente importante a pocas semanas de la celebración del bicentenario de la independencia, fechas que convocarán a grandes concentraciones de personas y que podrían ser utilizadas por el EPP para concretar nuevos ataques terroristas.

Es un error muy serio la pasividad cuando se sabe que varios de los principales dirigentes de la banda continúan en libertad, poseen armas y recursos como para emprender la reorganización de sus fuerzas.

Fecha: 26/03/2011 17:20.


Anónimo

EXACERBANDO LA SÍCOSIS COLECTIVA.


Andrés Granje.
Que la población en general esta muy sensible y epidérmica reaccionando con prontitud y preocupación ante cualquier hecho que pueda indicar la presencia del Ejercito del Pueblo Paraguayo EPP, no es ninguna novedad y es comprensible después de todo lo ocurrido a partir del recrudecimiento de actos violentos y terroristas, como la colocación de bombas tanto en Asunción como en el interior, que tuvo su eclosión mayor con el atentado perpetrado en contra de la Comisaria de Horqueta, donde resultaron heridos cuatro agentes policiales. Por eso que cualquier información al respecto pone los pelos de punta de la gente preocupada y con razón por la falta de seguridad.




Creemos que es una cuestión de estricto sentido común que los medios de prensa y los organismos responsables de seguridad pongan el máximo celo entregando informaciones fidedignas y responsables a la ciudadanía para no exacerbar la sicosis colectiva, como sucedió en el caso del túnel que se habría construido muy cerca del domicilio de la fiscal antisecuestros Sandra Quiñonez, una de las mas activa agente fiscal con injerencia directa en el caos EPP. En efecto conocida la información todas las miradas se dirigieron hacia el grupo subversivo, inclusive los investigadores y los periodistas en sus informes daban cuenta que podría ser una obra de los insurgentes armados que siguen su guerra clandestina contra el orden constituido en el país.
Sin embargo no existen razones que justifiquen el esfuerzo de la construcción de un túnel para llegar a la vivienda de la agente fiscal, que motivo pudiera impulsar a los guerrilleros a esta acción, en todo caso lo más correcto hubiera sido un ataque armado directo a la vivienda, utilizando el factor sorpresa, como actúan los grupos comandos y no realizar el papel de topos con resultados improbables, felizmente el caso está resuelto con la declaración de uno de los autores del socavón que en realidad resulto ser la construcción de un inocente pozo artesiano, para dotar de agua a la abuela, según lo dijo Ramón Ojeda, uno de los autores, el pozo, fue convertido en túnel por el delirio colectivo y la exacerbación de la prensa y las autoridades.
El momento que estamos viviendo en el país es muy delicado, la gente tiene la sensibilidad a flor de piel, se entiende por la gran inseguridad reinante, por eso creemos que noticias de esta índole no colabora a llevar tranquilidad a la población, sabemos que la misión de la prensa es informar, es lo que la ciudadanía espera de ella, nadie quiere que oculte información o deforme maquillándola, quitándole importancia o relativizándola, no, siempre sostenemos, que una de las mayores conquistas de la democracia es la libertad de prensa, inclusive vamos al extremo al afirmar, que es mejor tener libertinaje de prensa ante que una prensa cautiva, lo que pedimos solamente es cierta moderación y análisis antes de difundir como ciertas noticias que no resisten el menor razonamiento y que se constituyen finalmente en dislates periodísticos o un insulto al sentido común de la gente, pero que sirven para llevar intranquilidad y temor a la población.

Fecha: 28/03/2011 11:14.


Anónimo

Denuncian que grupos armados en Paraguay mantienen amenazas de muerte contra Lugo

DirectorioEjércitoFuerzas Armadas Revolucionarias de ColombiaGuerrilla de las Fuerzas Armadas RevolucionariasMarina Henry López Martínez
ASUNCIÓN, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -


El autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un grupo armado responsable de secuestros y extorsiones en algunas zonas del país, mantiene las amenazas de muerte contra el presidente Fernando Lugo y otros funcionarios del Gobierno, ha alertado el ministro paraguayo del Interior, Rafael Filizzola.

En declaraciones a la prensa, Filizzola ha explicado que han decidido mantener el estado de alerta, no solo para Lugo y demás miembros de su gabinete, sino también para miembros de la Policía de Paraguay, miembros del Ministerio del Interior y varios ganaderos y personas que han sido secuestrados por el EPP.

"Toda la gente que ha sido víctima del EPP sigue amenazada de hecho. Por eso siempre estamos pendientes de todos aquellos que de alguna u otra manera fueron víctimas porque siguen siendo amenazados", ha indicado sin precisar más detalles.

"Esa es una realidad con la que vamos a convivir hasta que logremos el objetivo de desarticular", ha afirmado el ministro. "Uno toma decisiones y las decisiones tienen un costo. Cada policía sabe que expone su vida en los operativos", ha agregado.

El Gobierno de Lugo anunció a comienzos de marzo una recompensa de hasta 1.000 millones de guaraníes (unos 163.000 euros) por información sobre el paradero de los principales cabecillas de ese grupo armado, considerado una amenaza en Paraguay.

Miembros del EPP, que las autoridades vinculan con la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), son acusados de ser los responsables de ataques y secuestros durante la última década, incluido el de la hija del ex presidente Raúl Cubas, asesinada en cautiverio hace más de seis años.

Fecha: 06/04/2011 20:31.


Añadir un comentario



No será mostrado.