ENZO DITORE

Publicado: 11/09/2014 06:05 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

La biblioteca incendiada diría Ernesto Sábato, ante la muerte de este anciano genial, que encerraba en sí mismo, quizás una  completa colección de conocimientos acumulados a lo largo de una longeva existencia, conocimiento útil, esencial, en el ámbito que fuera, literario, científico, social,  lo que se convertía en sabiduría pura, gracias a su gran humanidad y que transmitía de manera prodiga con una calidad de maestro ejemplar, siempre dispuesto a  tender la mano al que lo necesita, solidario, sencillo, cordial, todo eso era Enzo Ditore, un prócer del Cooperativismo en el Paraguay que en la semana que transcurre  cruzó el límite de lo terrenal para vivir por siempre en el recuerdo de sus seres queridos y amigos que le recordaremos  como el hombre bueno que siempre fue.

 

El Propio Enzo Ditore,  contaba que residiendo y trabajando en medicina en un importante hospital, el cirujano jefe, que era un gran profesional y que era su guía y maestro, muere de un infarto a los 53 años, misma edad que tenía el Dr. Ditore, entonces se le plantea una difícil disyuntiva, se queda en tan importante nosocomio norteamericano o vuelve al país a vivir una vida sin tanto stress, asegurándose una longevidad y sirviendo a sus compatriotas, eligió lo segundo y fue una sabia decisión, ya que efectivamente vivió largos años llegando a los 96 años y sirviendo como pocos a sus semejantes, ya sea como facultativo medico en los distintos centros asistenciales donde ejerció su profesión y en especial como cooperativista.

 

Enzo Ditore, fue uno de los pioneros del cooperativismo en el Paraguay, cuando era una mala palabra y era perseguido sus propulsores por el régimen stronista, sin embargo tuvo la suficiente entereza para trabajar de forma denodada para instalar una conciencia cooperativa en el Paraguay, ya que si bien es cierto existían cooperativas como la de los menonitas en el chaco o la de las Colonias Unidas,  a dirigentes como Enzo Ditore debemos la raigambre de cooperativas multiactivas y de producción de forma masiva tanto en las ciudades y el campo, como la herramienta más eficaz y útil para llevar progreso y bienestar a las familias paraguayas siempre sobre las bases inmarcesibles  de la solidaridad y el servicio como bandera.

 

En efecto Enzo Ditore siempre lucho contra las deformaciones que tomó el cooperativismo que olvidaba la esencia y sus principios universales para  acercarse  peligrosamente a una mera actividad financiera y bancaria con prestaciones onerosas para su membrecía sin tener en consideración el fundamento de la solidaridad y la ayuda mutua para juntos buscar el camino de la superación y la felicidad. En esas ocasiones y fruto de la indignación sus anatemas tenía el fuego abrazador de la hoguera que solo puede inspirar los justos e irreprochables.

 

Ditore fue un cultor de la amistad, recitaba poesía, en especial la de Ortiz Guerrero y Rubén Darío, cantaba chanzonetas italianas con toda la gracia  y la alegría que su origen napolitano le brindaba. Por sobre todas las cosas Enzo Ditore, fue un hombre que honró la vida, a su país, a su profesión de médico haciendo cierto el Juramento Hipocrático en el punto que dice    “si no podéis curar, consolad”.

 

por Andrés Granje.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.