¿QUO VADIS IPS?

Publicado: 23/09/2014 07:14 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

El Instituto de Previsión Social (IPS), con un nuevo record, el cambio de un director antes de una semana de haber asumido, es el caso del Dr. Aníbal Filartiga, quien es un destacado médico que dio muestra de su capacidad al frente de la Dirección de Emergencias Medicas, en donde volverá ahora. Las razones que ocasionaron su pronta renuncia quedará en la nebulosa, pues las causas que mencionó en las conferencias de prensa si bien son atendibles se cree que no refleja toda la verdad de lo que este profesional encontró en el Instituto que es responsable del seguro medico en nuestro país de todos los trabajadores en condición de dependencia, como también de la previsional que administra una cantidad importante de recursos económicos, apetecidos desde diferentes sectores de la economía nacional.

El Dr. Filartiga había expresado que lo que el Instituto necesita es un economista y no un medico para administrar este ente, de ahí se justifica igualmente el nombramiento de Benigno López quien ejercía funciones en la Asesoría legal de la Itaipú, ya que efectivamente la parte sanitaria es una de las patas de las varias que tiene el IPS y en donde también hay que administrar otras realidades presentes y futuras, como el dinero de la previsional y su correcto manejo, dinero que se debe cuidar y multiplicar pensando en las jubilaciones futuras que cada vez se tornaran montos mayores y las que se deben prever haciendo una muy inteligente aplicación de estos recursos tratando de conseguir el mas alto y seguro rendimiento a los ahorros y bienes de la institución.

En efecto, el Poder Ejecutivo piensa utilizar los fondos del IPS, para las construcciones viales en el país, de tal manera que ese dinero acumulado rinda a la institución y ayude al progreso y desarrollo. La idea en esencia no es mala, otras naciones utilizaron los llamados recursos genuinos para ese fin y les han ido bien, solamente que la experiencia que hemos tenido en gobiernos anteriores han sido desastrosas para los trabajadores asegurados, ya que se abrieron con estos fondos una línea de créditos para empresarios locales que incumplieron con  sus compromisos dejando un “mono”, gigante prácticamente irrecuperable, aun cuando se haya intentado muchas formulas, inclusive sin el cobro de los intereses moratorios.

Por eso ahora que se habla de nuevo de esta posibilidad, que en una sociedad seria donde los deudores paguen sus cuentas y en donde las garantías cubran con suficiencias los préstamos contraídos sería lo ideal, pero prestar dinero al propio estado sabiendo lo mal pagador que es y poniendo en riesgo el dinero de la jubilación no parece buena política y al parecer no es aventura que muchos profesionales cuidadosos de su buen nombre quieran asumir desde la Presidencia del ente. Aparte como lo expresara el renunciante y fugaz presidente del ente Filartiga, las presiones de los distintos sectores son múltiples en el ente a tal punto que aseguran   que “las mafias” internas y externas son tan poderosas que truncan cualquier intención de normalizar o blanquear el manejo de la institución.


Andrés Granje.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.