LUGO: LUCHO CON SOTANA

  • Gonzalo Quintana.

 Las publicaciones sobre la compra varias veces ilegal, porque se viola más de una disposición de la Constitución y de las leyes, de las tierras de Teixeira me recordaron las operaciones de alto rendimiento realizadas en la época del Presidente González Machi. 

Un tiempo después de que González Machi asumiera la Presidencia, Felino Amarilla, me entregó las fotocopias de documentos que mostraban la forma en que se usaba el dinero del Estado en  operaciones, que varios  organismos internacionales advertían de su peligrosidad e ilegalidad, con el fin de obtener ganancias indebidas (enriquecimiento ilícito). El discurso oficial era que todo estaba dentro de la ley.

 Una vez comprobada la autenticidad de las fotocopias, plantee a la cúpula del Senado y de la ANR la necesidad de su esclarecimiento, la sanción a los responsables e inclusive  la permanencia del Presidente en el cargo. Esta cúpula me aseguro que en menos de un mes tendríamos una explicación satisfactoria o uno o varios juicios políticos. Pasaron tres meses y se aplicó la ley del silencio.

Entonces, consulte con dos colegas Senadores de la bancada de la ANR. Después de un breve análisis me dijeron que para lo único que serviría plantear el tema era para que se le chantajee al Presidente y que nunca se obtendrían los votos para un juicio político.

Después de meditar decidí, ya que el hecho político era inviable, producir un hecho periodístico.  Además, le retiré mi amistad, hasta hoy me duele, al Presidente. Si el no fuera Presidente, hoy estaría disfrutando esa amistad.

Le llame a Luis Bareiro y le mostré los datos básicos. Le dije que le daría todos los detalles si su medio (Abc Color) apoyaba la investigación con todo lo que sea necesario. El medio puso todo a disposición y Luis se encargó de dar a conocer a la opinión pública toda la trama, hizo un gran trabajo de investigación periodística.

Hoy, Marcos Velásquez y Abc Color exponen con rigor y profesionalismo los datos que surgen de la investigación periodística basadas en una denuncia de Felino Amarilla sobre la compra de tierras al Sr. Teixeira. Lucho y Lugo fueron esperanza de muchos, el PLRA y el PEN participan en ambos Gobiernos y  también,  esa investigación (de Bareiro-abc) fue calificada como persecución política y motivada por pichadura .

Los datos indican que desde el Gobierno se escribió un libreto para la compra indebida e ilegal de tierras en beneficios de funcionarios y allegados al poder político. Los actores cumplieron su rol a la perfección hasta que la luz (que trajo la prensa) quemo la película y los expuso con toda su miserabilidad.

Por estas, y tantas otras comprobaciones, me sorprende que ciertos periodistas y  demócratas minimicen el valor de la prensa libre para la democracia, poniendo en dudas sus objetivos cuando se investiga a los funcionarios públicos. Yo entiendo que no se hace persecución política cuando se investiga a un sospechoso que funge de político. Cuando se investiga la corrupción, para el corrupto  siempre es "persecución política"; para las personas honestas siempre es un servicio a la nación.

 

En las próximas entregas les cuento, en Capítulos, lo que me dice el libreto.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.