20101114192614-go2-1-.jpg

Goiriz es polifacético: historietista, guionista y creativo publicitario. Reconocido internacionalmente, Goiriz ganó el concurso Personaje delBicentenario con el dibujo  Trompo Arasa.  Autor de varios comic, habla en esta entrevista sobre el arte del guión y el dibujo, la producción artística nacional y la necesidad de que el paraguayo/ya recuerde lo mejor de sí aprovechando los 200 años de independencia del Paraguay.  Aqui habla nuestro personaje:

Comenzaste a trabajar a los 16 años… ¿Qué recuerdas  de aquella época Roberto?

Tenia una idea muy personal del mundo profesional, producto más de la fantasía que de la realidad. Me gustaba dibujar y escribir solo que no había posibilidad de hacer eso. ABC Color me contrató para hacer el suplemento escolar que fue mi primer trabajo como dibujante. Ahí comencé a conocer lo que era el mercado real disponible en el país. A partir de eso comencé a crecer profesionalmente, a dibujar más y conocer otras oportunidades profesionales.

¿En qué momento de tu vida descubriste que querías hacer arte como forma de vida…?

En el tema del dibujo más que una cuestión intelectual para mi es una pulsión, una cosa que yo necesito hacer; no es algo que yo racionalizo. A los seis años mas o menos me di cuenta que sabía dibujar y desde ese momento lo hacía compulsivamente. Lamentablemente nunca pude estudiar, aprendí con grandes maestros de la historieta como Harold Foster, Alex Raimond, e historietas argentinas que venían en nuestro país. Desde el estudio de su trabajo comencé a aprender los lineamientos básicos del dibujo de historietas.

Tuviste con seguridad modelos de inspiración para hacer historietas en nuestro país…

No tuve porque en Paraguay no existían las historietas que me gustaban a mí, como eran las de aventura y fantasía; si recuerdo haber visto algunas historietas del Arq. Ferreira Menchaca que fue el autor de “Ivo el piloto audaz” en la revista Farolito. Era una historieta de corte humorístico pero también aventurero. Recuerdo que me agradaba, yo quería lo épico, la aventura, por eso me fijaba mucho en las historietas que tenían esa temática.

 

 

Caricaturas en proceso de terminación

¿Como ejercías tu trabajo en tiempos de la dictadura?

 

En aqulla época trabajaba como dibujante, hacía el suplemento escolar de Abc con un mayor de apellido Bonifaci. Luego de terminar el colegio ingresé al diario La Tribuna como dibujante y humorista a la vez, gracias a un concurso de humor gráfico comencé a colaborar con la Tribuna, Abc y Ultima Hora. En ese momento había mucha censura por parte de los jefes de redacción, a mi me censuraron varias veces;por ejemplo hice un chiste sobre el cierre de Radio Ñanduti, y  me dijeron que no iba. Sin embargo la mayor parte de mis chistes trataban sobre temas sociales, políticos de aquel momento y no fueron censurados.

Vos trabajaste en Brasil un tiempo…qué aportó para tu carrera profesional el haber trabajado en Brasil.

Antes de irme comencé a trabajar en publicidad porque simplemente pagaban más, y la creatividad era reconocida con mejor remuneración. En un momento sentí que había hecho ya muchas cosas en mi país, quería dar otro paso y en el 86 fui al Brasil (Sao Paulo) sin conocer a nadie. Visité kioscos para ver publicaciones locales, anoté sus direcciones, los nombres de los responsables y los visitaba con muestras de mi trabajo. Por fortuna en la primera editorial a la que fui ya compraron cuatro historietas que yo tenía. Además de eso me recomendaron a otro estudio que se estaba abriendo, empecé a trabajar en forma intensiva  en el tema historieta, cosa que era imposible en Paraguay y lo hice durante tres años. Tuve la posibilidad de quedarme ahí pero la hiperinflación brasileña y el hecho de no poder mudarme con toda mi familia, hicieron que volviera al Paraguay.

Entonces tu trabajo se extiende a otras áreas del arte

El término dibujante es una convención para mí, porque  la historieta es texto y dibujo, yo comencé a crear desde los seis años, siempre lo hice en los dos campos integrando ambas cosas en el lenguaje de la historieta y quizá por eso me fue fácil redactar para publicidad,  libros o lo que fuere, cosa que estoy haciendo a lo largo de mi vida, para mi no hay diferencias.

¿De donde proviene la idea para elaborar una historieta?

En el ámbito profesional no siempre te compran el paquete completo, a mi me contratan de varias editoriales para hacer cosas especificas por ejemplo páginas a lápiz, otra editorial me contrata para dibujar lápiz y tinta, otra me contrata para dibujar lápiz, tinta y color. Y otras me compran la historieta completa incluyendo. Las ideas salen porque tengo una predisposición instintiva a crear constantemente, donde la imaginación es un componente fundamental. La historieta tiene la posibilidad de relacionarse con absolutamente todo, en sus inicios era humorística, después se constituyo como un espacio abierto a todos los generos narrativos: el terror, la ciencia ficción, los policiales, biografías y deportes; en muchos países recurrieron a la veta del deporte para narrar historias de deportistas.

¿Cuál es el aporte de las nuevas tecnologías en la creación de historietas?

Las nuevas tecnologías como internet son muy interesantes y uno no las puede ignorar. Algunas de las herramientas dependiendo del artista pueden ser útiles. En mi caso particular dibujo a mano en papel con un pincel para pasar tinta y con un lápiz para hacer el dibujo previo. No he abandonado ese sistema de dibujo. Manejo fluidamente lo que es tecnología, diseño y redacto mediante la computadora, pero en el momento de dibujar lo hago en papel y lápiz. Tambiém he probado las tabletas wacom, son muy interesantes pero no tienen la sensibilidad del lápiz contra el papel.

¿Qué te motivo a presentarte al concurso del Bicentenario?

Como siempre estoy promocionando la historieta y el humor gráfico no solo como un factor de entretenimiento, que lo es, ni tampoco como una obra artística que también representa, sino como una poderosa herramienta para el aprendizaje, para la transmisión de conocimiento para ser coherente con todo eso que planteaba, me pareció importante participar.

Porqué presentaste la figura del  trompo al concurso.

Maneje muchas alternativas mentalmente, pero me pareció que un juego tradicional e infantil como el trompo permitia muchas cosas. Primero que era un juego, permitía la cosa lúdica con el espectador y el lector. Por otra parte, en términos de animación, da muchas posibilidades como de moverse en la pantalla, puede actuar con personajes reales, el juguete en si es muy simple que cualquiera puede jugar

¿Qué mensaje busca transmitir el Trompo Arasa?

El trompo tiene un movimiento que se puede desarrollar yendo  hacia el pasado y volviendo  hacia el presente, y eso es parte delBicentenario, que es reflexionar acerca de nuestra historia, nuestra identidad, y de nuestra proyección como país, es un ida y vuelta que es lo que hace el trompo. El hecho de que fuera un juego un poco olvidado me pareció bueno, porque justamente de revivir lo nuestro se trata el Bicentenario.

¿Qué significa para vos la recordación de Bicentenario de la independencia desde tu perspectiva de paraguayo y artista?

Es una oportunidad que tenemos los paraguayos para celebrar lo que somos, ¿por qué celebrar lo que somos? Porque tenemos una tendencia a creer que somos menos de lo que realmente somos o lo que podemos ser. Es una oportunidad para reconocer lo bueno que tenemos, también para recordar cómo nacimos, como nuestra nación surgió; recordar los actos heroicos en todos los campos no solamente militares, recordar nuestras costumbres. No hace falta que se practiquen todo el tiempo pero por lo menos para conocerlas. Para saber nuestros logros culturales, los libros que se escribieron, las obras artísticas que se crearon, en fin todo el cúmulo de cosas que producimos como país que son buenas. Reencontrarnos con esa parte buena y festejar, porque a partir de eso se puede proyectar hacia el futuro, como seres humanos con características propias, nuestras habilidades y defectos; enfocarnos en lo bueno para desarrollarnos como país.

¿Cómo ve el desarrollo del arte paraguayo en los últimos 15 años y en especial del sector del dibujo?.

El arte en general está en una situación de avance, hay un despertar de muchos artistas de hacer muchas cosas a la vez. Hay un gran movimiento cultural y artístico en el Paraguay, sobre todo en las ciudades más importantes. En relación al ámbito de las historietas veo que hay chicos interesados, lo que no veo es producción. Veo ilustraciones sueltas pero el comic es una narración de largo aliento, no basta con hacer un dibujo, tenés que hacer varios, después varias páginas y a veces hay que hacer muchas páginas para crear unahistorieta. Esa parte creo que falta potenciar, porque es una parte necesaria para el desarrollo de la habilidad como historietista. Si uno no hace eso no puede considerarse un historietista.

¿Cuanto mercado existe en nuestro país, es posible vivir del arte en el Paraguay actual?

Esa pregunta es tan vigente tanto ahora como antes, antes con más razón porque no había absolutamente nada. Para mí la voluntad de hacer historietas no está vinculada a la posibilidad de publicarlas, existe una voluntad previa, una persistencia que son necesarias para el artista, sin eso el artista se muere, por lo tanto no importa las condiciones de mercado, por dos cosas uno porque cada uno crea su propio mercado en la medida que produce, y segundo el mercado no es solamente Paraguay el mercado es el mundo, esa es la visión que me gustaría que tengan los jóvenes, que no se concentren en el mercado local, el mundo está atento a lo que se produce en materia de arte. Internet es una puerta mágica que te lleva a cualquier editorial del mundo. El primer proceso es el de mejorar el trabajo de uno, ponerlo visualmente en condiciones profesionales de presentación y luego presentarlo. La puerta se abre finalmente y se empieza a publicar pero tiene que existir esa voluntad.

Los artistas nacionales toman nuestra rica historia para hacer arte o toman más modelos foráneos para producir.

Mi trabajo profesional está supeditado a los encargos, una editorial extranjera no van a pedirme temas históricos paraguayos. En el caso de la historieta 1811 que pudimos realizarla gracias al apoyo  de la Comisión del Bicentenario, es importante ese apoyo para que nuestra historia pueda ser contada por nosotros, una historieta como esa lleva su tiempo de investigación, escribirlo, dibujarlo, armarlo y diseñarlo. Me gustaría hacer más de eso si existen las condiciones, lamentablemente no puedo hacer solamente las cosas que me gustan, tengo que hacer todo lo que me piden las editoriales para este trabajo

Qué significa Robin Wood para vos y para el comic nacional

Es el máximo escritor que Paraguay ha dado a la historieta mundial, es el redactor más grande que tenemos en términos de guion, además para mi es un compañero porque trabajamos juntos y ha significado el encuentro con uno de mis maestros, porque como te decía de chico leía historietas argentinas y de grande me encuentro trabajando con él. Para mí es una experiencia gratificante con él, que trabaja generalmente con dibujantes de gran porte, haya decidido trabajar conmigo y lo estamos haciendo desde hace unos ocho años, la experiencia es muy agradable porque escribe muy bien, y sus historietas, sus ideas y su narrativa son muy agiles, es como que el guion se mueve en la meza, dibujar un guion de él es muy fácil porque piensa como dibujante, teniendo en cuenta el estilo del dibujante. Posiblemente sea el escritor paraguayo más leído del mundo, con mucho respeto a los demás escritores, porque sé que su obra se ha editado por millones de copias, es difícil que otros escritor paraguayo haya tenido esa masividad.

¿De chico que tal eras jugando al trompo?

Hace 40 años que no lo hago pero era bueno, era uno de los niños que jugaba bien, en esa época todo el mundo jugaba bien el trompo, jugaba normalmente lo alzaba en la mano lo paseaba por el brazo era una cuestión natural, hoy no se que podría ocurrir si me  animara a hacer una cosa de esas

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.