Miércoles, 02 de Marzo de 2011 08:24

Ayer celebramos la justicia que se hizo con un héroe de la patria, Eligio Ayala. Hoy le mostramos unas fotografías que causan tremenda indignación. El año pasado la propia Secretaria del Ambiente (SEAM) permitió al conductor de TV canadiense Jim Shockey, a realizar caza deportiva en el chaco paraguayo, quien publicó como “trofeo” las fotos de los ejemplares en su portal en Internet.

Isabel Basualdo, directora general de Biodiversidad, y el ingeniero Frederick Bauer, director de Vida Silvestre argumentaron que Shockey, famoso por su programa de cacería que se emite en EE.UU. y Canadá contaba con la licencia para la caza deportiva. Sin embargo, también reconocieron que no pudieron verificar qué ejemplares mató este hombre porque ningún funcionario acompaño a la comitiva como fiscalizador, solo se basaron en el informe que presentó ante la SEAM.

 

Lo más indignante, es que el extranjero en su página Web (http://www.jimshockey.com/photos/15/trip-to-paraguay-in-2010/page-1) el mismo presenta como gran proeza los cuerpos de animales que cayeron en sus manos entre los que se puede observar: armadillos, búfalos, jaguareté, ñandú, carpincho, jarará, mboreví, aguará, entre otros animales, algunos de ellos en peligro de extinción.

 

Según los funcionarios de la SEAM, el permiso se otorgó con el objetivo de “estimular el turismo” en Paraguay. Sin embargo, el extranjero en su programa “Las aventuras de caza de Jim Shockey” destaca más los animales que cayeron en sus manos antes que la belleza del chaco paraguayo como atractivo turístico.

 

POSIBLE IMPUTACIÓN

 

El fiscal de la Unidad de Delitos Ambientales, Ricardo Merlo, anunció que se abrirá una investigación para comprobar si el canadiense realizó cacería de forma irregular y se mataron especies en peligro de extinción. El objetivo es determinar si Shockey utilizó armas de fuego o dardos tranquilizantes para posar con los animales que se aprecian en su portal.

 

Página Web del Cazador: http://www.jimshockey.com/

 

Fuente: Agencia Jakueke

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

http://www.abc.com.py/nota/caceria-puede-ser-un-buen-negocio/

La caza deportiva es una oportunidad para generar ingresos. Argentina, solo con cacería de palomas, obtiene 220 millones de dólares al año. La caza controlada no es un peligro para la vida silvestre. Mayor daño al ecosistema causan los cazadores furtivos.

Fecha: 10/03/2011 15:47.


Anónimo

http://www.abc.com.py/nota/la-caceria-furtiva-es-el-verdadero-problema-no-la-caza-deportiva/

La matanza indiscriminada de animales silvestres es una realidad cotidiana. Cazadores furtivos causan estragos y muchos matan por el simple placer de disparar. La Secretaría del Ambiente autorizó en forma experimental la cacería deportiva, que es una alternativa comprobada de generar ingresos y de contener la acción de cazadores furtivos. Paraguay tiene potencial para generar 150 millones de dólares anuales, en concepto de caza deportiva.

Fecha: 10/03/2011 15:48.


sergio mercado

Universidad en estado de coma

Apuraba el paso el otro día, quería tener un lugar en el aula magna de la Facultad de Filosofía de la Universidad Católica. Esa noche se presentaba un número más de la colección Universidad-Sociedad, que en esta ocasión tenía un formato de revista y se titulaba Universidad & Opinión Pública. Función social, bien público, obra colectiva dirigida por Jorge García. Los colaboradores eran conocidos intelectuales y estaba anunciada la presencia de cada uno en el acto; además, casi todos eran profesores de la universidad en cuestión y estaba seguro de que no cabría un alfiler, pues escucharlos en vivo era todo un lujo.

Tal fue mi sorpresa al entrar al auditorio principal y encontrarme con el 90% de los asientos desocupados. Se lanzaba nada menos que un estudio que tiene el propósito "de crear una opinión crítica sobre el estado de la cuestión de la universidad en el Paraguay y proponer soluciones con respecto a su rol, función y misión en el espacio público", pero casi nadie estaba presente, y eso que hablamos de la segunda universidad más importante del país, que acaba de cumplir medio siglo de existencia. De no ser por las autoridades y algunos colegas docentes y amigos, tal acto de presentación hubiese estado completamente desierto.

Mientras el editor Jorge García presentaba los objetivos de su revista, me preguntaba por qué a los alumnos no les interesaba lo que podrían decirles acerca de la universidad paraguaya connotados como Beatriz González de Bosio, Juan Andrés Cardozo, José Nicolás Morínigo, Domingo Rivarola o Rocío Robledo, por citar los autores que disertaron esa noche.

La paradoja no podía ser más preocupante y sintomática. El esfuerzo de la universidad -que ya editaba el sexto número de su revista- era desconocido por su estamento estudiantil, y buena parte del plantel docente. Esa indiferencia es un llamado de atención, pues muestra la desidia en la que está postrada el alumnado universitario, al menos en su mayoría. En la transición democrática perdió su capacidad de movilización, a no ser por casos aislados de protesta en ciertas unidades académicas. Pero cuando la causa exigía la unión de todos, ya nada podía hacerse, y como muestra tienen la "lucha" por boleto estudiantil universitario que a muy pocos sensibilizó hasta ahora y eso explica por qué de entrada esas reivindicaciones no son escuchadas.

La universidad paraguaya está en terapia intensiva. Nuestra clase política -Parlamento- no parece ver que en su resucitar está una clave importantísima para el despegue del país. Este año la promulgación de la Ley de Universidades puede constituirse en un punto de inflexión si es que tal ley es diseñada con patriotismo y no con intereses creados.

Hasta ahora el Legislativo no ha hecho más que daño en este ámbito, al lanzar al ruedo tantas universidades garajes. ¿Saben los congresistas cuántos estudiantes paraguayos han sido y siguen siendo engañados en su buena fe, en sus ganas de estudiar?

Lo que ocurrió en la Católica es preocupante. Debemos superar este estado de coma o el alma mater estará perdido.

Fecha: 14/03/2011 18:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.