Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

¿Tiene Lugo más de tres hijos?

El jefe de Estado de nuevo sacó a relucir su sarcasmo al bromear sobre su paternidad. Cuando un periodista le dijo que tenía tres hijos, este respondió: "Todavía no me alcanzaste". Lugo reconoció oficialmente a un hijo.


El presidente de la República, Fernando Lugo, recorrió ayer brevemente los pasillos de Palacio de López, donde bromeando con un comunicador dio a entender que tiene más de tres hijos.

Preguntó a un periodista cuántos hijos tenía, este le contestó tres, a lo que irónicamente el mandatario retrucó: "Todavía no me alcanzaste". Dicho esto, fue a la oficina de Emilio Camacho.

Es el segundo día en que el jefe de Estado saca a relucir su lado bromista rayando lo sarcástico. Anteayer dijo que quería poner un cerco eléctrico a los periodistas.

Hasta ahora, Lugo solo reconoció al hijo que tuvo con Viviana Carrillo. Si bien siempre se mencionó que tiene más descendientes, esto nunca pudo comprobarse.

El hijo de Hortensia Morán no es de él, según determinó la Justicia tras los exámenes de ADN, y, en el caso de Benigna Leguizamón, sigue el pleito judicial, ya que la misma reclama también el estudio del ADN.

Mientras que en el país los problemas se agudizan o son solucionados a medias, el presidente de la República sigue prefiriendo esbozar una sonrisa con respuestas irónicas a la prensa.

Cabe recordar que, el jueves pasado, el mandatario bromeó con colocar una cerca eléctrica para que los periodistas la toquen. Al presidente le molesta la prensa y una vez dijo que es una dictadura.

OTRA MOLESTIA. Ayer, el presidente volvió a referirse a la prensa al dirigirse a un reportero gráfico: "¿Para qué ABC me saca muchas fotos si al final ponen una caricatura?", cuestionó.

El dibujo se refería a las expresiones de electrificar una cerca para aislar a los periodistas. El alejamiento del presidente de la prensa se evidencia cada vez más. Atrás quedaron las conferencias de prensa semanales, quedando solo las que hace para anunciar sus logros.

Fecha: 27/03/2011 08:46.


Anónimo

“Muchos asumen que López Perito es quien manda en el gobierno de Lugo”


Del primer anillo de Fernando Lugo, la embajada estadounidense reportó que López Perito es quien manda en el gobierno de Lugo y Augusto Dos Santos pretende centralizar las informaciones. Miguel Rojas les dijo que tienen pocos amigos en el Palacio; Camilo Soares es un pararrayos político, aunque andaba teniendo más contacto con la embajada americana. La que mejor perfil tiene es Esperanza Martínez, a quien califican como tecnócrata exitosa.


MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ PERITO, JEFE DEL GABINETE CIVIL: “Jefe del gabinete, lidera la izquierda del staff. La mayoría asume que el jefe de gabinete López Perito es quien manda en el gobierno de Lugo; otros creen que es otro actor escondido quien está haciendo las decisiones políticas”. Lugo dijo a la embajadora Ayalde que para hacer sus discursos acepta contribuciones de todos los asesores, así sea el asesor presidencial Gustavo Codas, el jefe de gabinete López Perito y otros pueden proveer sus comentarios, pero al final entrega un borrador al jefe de comunicación Augusto Dos Santos. Dos Santos, dijo Lugo, tiene mayor juicio y es más neutral.

Fecha: 27/03/2011 08:48.


Anónimo

Lugo manosea a las FF.AA. en pos de su proyecto político personalista



En estos días, el presidente Fernando Lugo ha dispuesto el pase a retiro de 46 coroneles y 6 capitanes de navío pertenecientes a la remesa de oficiales egresados de la Academia Militar en diciembre de 1980, quienes, habiendo completado 30 años de servicio y no habiendo sido promovidos al grado inmediato superior, deben dejar obligatoriamente el cuadro activo de las Fuerzas Armadas, como lo dispone la Ley 1115/ 97, de Estatuto del Personal Militar. Cabe señalar que de esta remesa de oficiales continúan en el servicio activo 19 generales de brigada y dos contralmirantes ascendidos en diciembre de 2010. Estos fueron seleccionados por un tribunal de calificación de servicios instalado en confusas circunstancias en octubre del año pasado, en ausencia del presidente Lugo, quien tuvo que ser trasladado de urgencia al Brasil en crítico estado de salud, lo que provocó un escándalo político a raíz del virtual desconocimiento de la autoridad constitucional del Vicepresidente de la República en ejercicio de la presidencia, por parte del primer anillo del Primer Mandatario.

De cualquier modo y pese a los cuestionamientos que algunos de ellos tuvieron en un principio respecto de sus fojas de servicio, al final todos recibieron la aprobación del Senado para el ascenso, merced a la alianza parlamentaria coyunturalmente concertada entre liberales y oviedistas. Más allá de los méritos profesionales de los ascendidos, no faltaron camaradas postergados que reclamaron contra lo que calificaron como favoritismo del tribunal de calificación.

Acostumbrada como está la ciudadanía con la forma poco prolija y hasta arbitraria con que el comandante en jefe administra la institución militar, en esta oportunidad no deja de llamar la atención la inusual y sorpresiva reincorporación al cuadro activo de una treintena de suboficiales y sargentos. Aunque este tipo de movidas eran corrientes en el pretoriano tablero militar de la dictadura stronista, no pueden considerarse normales en un estado democrático de gobierno.

Durante la nefasta era de Alfredo Stroessner, cuando las Fuerzas Armadas paraguayas devinieron guardia pretoriana –como las del gorila Hugo Chávez de Venezuela en la actualidad–, eran lugares comunes que los corruptos generales del régimen manosearan a su antojo el estamento de los suboficiales y sargentos, incorporando irregularmente al mismo a peones de sus estancias, choferes, alcahuetes y otras personas de su servicio personal.

Stroessner, como hábil manipulador del poder que era, desde que el presidente Federico Chaves le nombró comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, a comienzos de la década de 1950, instauró una suerte de populismo cuartelero, dirigido de abajo hacia arriba, con la finalidad de ganarse la simpatía y adhesión de los oficiales subalternos –tenientes y capitanes– y de los suboficiales y sargentos, quienes son los que tienen el mando directo e inmediato de la tropa en cualquier ejército. De ese modo logró insuflar tempranamente una suerte de pretorianismo en dichos cuadros, lo que le sirvió posteriormente para contar con su apoyo para concretar exitosamente el golpe militar del 4 de mayo de 1954 contra el presidente Federico Chaves.

Salvo escenario y tiempo, de la misma estrategia demagógica se ha valido el presidente Hugo Chávez para destruir el profesionalismo de las fuerzas armadas de su país y convertirlas en brazo armado de su revolución bolivariana. A propósito, hace apenas días que, al amparo de los poderes especiales para legislar que le otorgó la anterior Asamblea Nacional dominada absolutamente por sus partidarios, el dictador ha decretado la reforma de las fuerzas armadas de su país por la cuarta vez desde que asumió el poder. De acuerdo con la nueva ley, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana está integrada por: el Ejército Nacional Bolivariano, la Armada Nacional Bolivariana, la Aviación Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional Bolivariana y la Milicia Nacional Bolivariana. Esta última fuerza es el corolario de la reforma militar impulsada por el gorila venezolano; la niña mimada de su autocrático régimen. Organizada a semejanza de las SS de Hitler, es una fuerza constituida por milicianos políticamente adoctrinados, que responden en forma personal al Presidente y que, sin ejercer la profesión militar, podrán recibir armamento y hacer carrera hasta alcanzar el rango de oficiales.

Hablando claro con relación a nuestro país, habiendo el presidente Fernando Lugo llegado a la mitad de su mandato constitucional sin haber hecho lo que prometió hacer, el pueblo paraguayo sabe que muy poco puede ya esperar de él, salvo una cosa: su tozuda pertinacia en crear un clima de crispación social insurreccional en las masas, para solicitar la disolución del Congreso y de alguna forma poder crear condiciones “legales” para poder después despachurrar a la República, tal cual lo está haciendo Hugo Chávez con Venezuela.

Embarcado en esta suprema aventura política retardataria, hasta la hora nona de su mandato el presidente Lugo se va a aferrar a la hoja de ruta pergeñada por su mentor bolivariano. A falta de apoyo popular, necesita imperiosamente contar con al menos un sector de las Fuerzas Armadas de la Nación suficientemente pretorianizado. De ahí su solapado y frenético empeño por colocar en los puestos claves de la cadena de mando militar a oficiales y suboficiales proclives a su obsoleto proyecto político, sin importarle destruir el profesionalismo y el espíritu de cuerpo de la gloriosa institución castrense nacional.

A poco más de dos décadas del golpe militar libertador que nos libró de la larga y feroz dictadura de Stroessner, el pueblo paraguayo no debe permitirle a Fernando Lugo salirse con la suya en cuanto al libreto chavista que lleva escondido en la manga y que contra viento y marea pretende imponernos como legado histórico.

http://www.abc.com.py/nota/lugo-manosea-a-las-ff-aa-en-pos-de-su-proyecto-politico-personalista/

Fecha: 27/03/2011 09:08.


Anónimo

LUGO SIGUE IRONIZANDO A LA PRENSA Y LA COBERTURA DE SUS ACTOS


Nuevamente el jefe de Estado se mostró molesto ante las preguntas de los periodistas en Palacio de López y, con su particular estilo de "bromear", dejó a más de uno descolocado.
Uno de sus blancos fue un reportero gráfico del diario Abc Color: "Yo no sé para qué Abc quiere tantas fotos (mías) si va a sacar solo 'dibujitos'" en el diario, refirió Lugo haciendo alusión a una caricatura suya que grafica la cerca eléctrica para periodistas, publicada hoy.
Mientras recorría el Palacio, seguido por los reporteros que cubren Presidencia, también aprovechó para ironizar sobre su paternidad, como una sutil forma de provocación.
Se dirigió a un comunicador de la Sicom (del portal gubernamental Ip Paraguay) y le preguntó cuántos hijos tiene. Éste le respondió "tres", a lo que Lugo contestó: "Todavía no me alcanzás" respecto a la cantidad.
Ayer el mandatario bromeó sobre lo "interesante" que resultaría colocar una cerca eléctrica entre él y los periodistas para que estos la toquen.

Fecha: 27/03/2011 09:50.


Añadir un comentario



No será mostrado.