La serie documental “El Día que Volvieron” tendrá cinco capítulos que serán emitidos por el Canal 9, desde el 1 de mayo.
Por Jimmi Peralta.

Desde el próximo 1 de mayo, en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, José Gaspar Rodríguez de Francia, Bernardino Caballero, Eligio Ayala, Francisco Solano López y José Félix Estigarribia, se someterá a la aguda interpelación periodística de Benjamín Fernández Bogado, en el marco de la documental de 5 capítulos impulsado por Fusión Creativa, y que la realización de El Tendedero.
Benjamín Fernández Bogado explica parte del trabajo que se presentará a través del SNT, destacando algunos detalles históricos, y planteando una crítica a la televisión actual.

–¿Cuál fue la dinámica en la elaboración del guión y del cuestionario?
–El trabajo de elaboración histórica del guión ha sido obra del Dr. Erib Campos Caballero, al que hemos aportado visiones y aspectos de la personalidad de las cinco figuras escogidas que creíamos importante para elaborar un perfil del héroe, una dimensión humana del personaje y un contexto histórico en el que desenvolvió su tarea. Hemos adaptado los hallazgos del historiador a un lenguaje televisivo que permita ganar en dinamismo y alcance una dimensión más verosímil.

–En la disyuntiva de propiciar una celebración del bicentenario enfatizada en la cuestión artística o, en el revisionismo histórico ¿Cuál de estas aristas considera una necesidad más urgente de paliar?
–Ambas. No encuentro ninguna contradicción entre lo que sugiere el Bicentenario como momento que nos interpela sobre lo que somos, nos ayuda a develar nuestro destino y por sobre todo nos alienta a recuperar valores sobre los que construir una patria más justa, decente y próspera para todos. Observo que el tamaño de la celebración y los buenos deseos no se ha compadecido ni con la planificación ni con la tarea de llevarla adelante de la mejor forma. Estoy preocupado que estando sobre la fecha principal, el año esté siendo desperdiciado en inútiles querellas particulares entre organizaciones, como parece haber sido desafortunadamente el patrón de conducta de nuestra gente.

–¿Considera, que la falta de al menos un programa que estimule algún tipo de análisis, social, político, conceptual, científico, o histórico, en la TV abierta nacional, es un proceso que tiene vuelta atrás?
–Creo que la televisión está en deuda con la gente, hemos frivolizado lo serio y en su camino el espectáculo se ha convertido en la única herramienta para atraer televidentes. Hoy en ese camino los que se desvisten ante las cámaras se asustan de los escasos niveles de confiabilidad que alcanzan sus programas de noticias o la escasa credibilidad que despiertan. El degollado asustado de la soga. Hay una subestimación de la gente y se cree que lo único que vende es el morbo y lo frívolo y, creo que eso no se compadece con los millones de paraguayos que esperan programas de calidad que despierten su imaginación, estimulen su comprensión y fortalezcan su compromiso con los temas que en realidad construyen un país.

–Tanto para el ámbito intelectual, como para el ciudadano común ¿Qué aportes lleva a la pantalla “El día que volvieron”?
–La posibilidad de hurgar en lo que somos, en los líderes que tuvimos, en la manera que tomaron sus decisiones. Pero por sobre todo la interpelación que el programa nos hace como protagonistas de un país singular y distinto en el mundo.

–¿Qué personaje redescubrió en este proceso de producción? ¿Qué cree que quedó pendiente o por decir?
–Eligio Ayala para mí el gran héroe civil de este país junto con Carlos Antonio López -que me hubiera gustado incluirlo en la serie-, desafortunadamente en esta primera etapa solo fueron 5. Hay unos personajes interesantes como Eusebio Ayala, el Cnel. Franco, el héroe de Campo Vía, los generales Morínigo, Stroessner o Rodríguez que también hubiera sido interesante “entrevistarlos” para la historia del futuro.

“Dejar nuestra huella”

“La idea surgió hace un buen tiempo entre los que conformamos el equipo creativo de Fusión Creativa, Jorge y Daniel. Motivados por el hecho de querer dejar nuestra huella en este época especial para el país. Intuíamos que este año iba a ser un año de profundo rescate de nuestra historia y con una exposición nunca vista ni vivida por la mayoría de los paraguayos”, señala el creativo de la agencia Fusión Creativa, Delfín Peña.

La presentación en pantalla de un producto se enmarca dentro de lo cotidiano de la labor de Fusión Creativa, sin embargo esa práctica sostenida por lo general dentro de un impacto sensitivo con el televidente, buscando posesionar una idea o producto en 30 segundos. Una serie documental como la que será presentada rompe los esquemas de las publicitarias, y abre nuevos paradigmas dentro del rubro.

“El 'Día Que Volvieron' para nosotros es esencialmente una herramienta mágica, a través de la cual podremos aprender y comprender a estos 5 personajes. Por primera vez entendemos que este año poner a la historia al alcance de casi todos y se han ventilado una serie de sucesos que anteriormente eran conocidos o muy superficialmente por la gran mayoría”, agregó Peña.

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

APLAZO NACIONAL
1491
Benjamín Fernández Bogado

El número parece el anuncio trágico de algo y ciertamente lo es. Esa es la cantidad de los mejores alumnos del interior que no pasaron las pruebas de Matemáticas y Gramática en la selección para las becas de Itaipú. Que no solo paga los estudios en universidades privadas, sino que entrega un sueldo mínimo mensual para gastos de manutención del estudiante. Si los mejores alumnos no pudieron pasar estas pruebas donde entre otras cosas le preguntaban la diferencia entre "hecho" y "echo", ya podemos imaginarnos el nivel de aquellos que tienen un promedio menor a los 4.5 que piden sobre un máximo de 5.

Estamos mal en materia educativa y este país no pasaría el examen mínimo de las pruebas PISA si admitiera ser evaluado. Nuestros jóvenes usan diariamente menos de 200 palabras para comunicarse de un idioma español que cuenta con más de 300 mil vocablos. Si la nueva economía exige no solo saber sino contar, convencer y persuadir de lo que sabe para conseguir empleo, la reforma educativa está aplazada no solo en sus resultados sino en la crueldad con que estos 1491 paraguayos han sido humillados por una prueba básica de conocimientos en Matemáticas y Gramática. Esta reforma a la que no le importaba si se escribía burro con V toda vez que el alumno identificara al animal porque total la cuestión era salvar como sea para que las estadísticas prueben que los ministros Duarte Frutos y Blanca Ovelar eran "eficientes, capaces y dignos" de gobernar el país. Los bancos internacionales que financiaron el peor proyecto de desarrollo en el país incluso se prestaban al juego felicitando a los ministros por sus "logros" cuando en realidad solo estaban contentos por el nivel de endeudamiento que contraía el país para con ellos. Alguna vez una auditoría ética tendría que ser realizada por quienes financiaron esta tragedia educativa del que tanto padres, profesores y administradores participaron en alegre jarana.

Esta semana vino Lula -un cuasianalfabeto- para decirnos que la educación es la clave. Y eso tiene un gran mérito. Que sus pocos años de primaria más sus estudios técnicos de tornero fueron claves para que fuera el único entre sus 8 hermanos que alcanzara un nivel superior de ingresos. No hay experto internacional que no repita lo que sabemos, no hay ministro que no sepa lo que tiene que hacerse, pero la gran pregunta es: ¿por qué no hacemos lo que debemos? Estos 1491 rebotados, aplazados... también nos rebotan y aplazan a todos los que hacemos parte de este país. No solo que seguiremos perdiendo becas y otras oportunidades sino que sencillamente estaremos marginados a trabajos secundarios en una economía donde el conocimiento constituye dos tercios de la riqueza mundial.

Wittgenstein era claro: "El límite de tu mundo... es el límite de tu lenguaje", decía el filósofo austriaco de una manera clara y elocuente. Pueden imaginarse el reducido, acotado y limitado mundo de nuestros jóvenes que envían 14 millones de mensajes de celulares diarios pero, son incapaces de recordar, relacionar y expresar correctamente hechos, personajes y palabras.

Los 1491 son los excombatientes más adelantados de una educación primaria y secundaria criminalmente mala que está fundiendo este país. O nos rebelamos contra ella o aceptamos dócilmente continuar siendo mano de obra de segunda y gobernados por mediocres de cuarta. Es un asunto de independencia, de democracia, de libertad... pero por sobre todo de supervivencia como país.


Fecha: 27/03/2011 09:39.


Anónimo

Todo sobre vivir


Por Esteban Aguirre Barrail - Director Ojo de Pez SA.

El que está al frente de una empresa siempre escucha la pregunta: "Y... ¿cuánto voy a ganar?". Nosotros respondemos de la misma manera, todas las veces: "Seis". La reacción también mantiene un patrón: "¡¿Seis millones?!". "No, seis de la tarde... horario de salida".

Vivir es parte de trabajar. Uno debe tener el cerebro cargado de combustible de experiencia para rendir mejor en el mundo laboral. Este planteamiento está fundamentado en que es difícil... perdón, imposible, que un funcionario rinda si su ciclo laboral es más extenso que su ciclo de vida. Cuando esto sucede, la rutina toma el control de la situación y tempestuosamente aparece la apatía, tanto por el trabajo, como por la vida. Cada vez existen más empresarios que entienden esto y menos empleados dispuestos a enamorarse de la idea de hacer sus tareas y asumir las responsabilidades del cargo.

Parece que la confusión entre libertad y libertinaje no necesariamente es tal, más bien se trata del simple desgano de no querer vivir la vida. Me da la impresión de que muchos sienten que la vida es como la caja de Pandora y que prefieren no abrirla. Uno nace, se desarrolla, se pone limitaciones en donde encuentra su "hallo" y espera que su santo ára le guíe hasta la próxima Navidad.

Somos una población apática y de actitud estática, producto de una herencia. El terror a ser torturados por pensar aún está presente, a pesar de que la democracia se instaló en Paraguay. ¿No les parece que es hora de empezar a disfrutar de este sistema de gobierno con libertad responsable?

La gerencia media en Paraguay tiene que empezar a desayunar cerelac con ka'i ladrillo, porque el mundo se puso en quinta a fondo hace ya tiempo. La velocidad con la que avanzan los tiempos modernos no da tiempo para seguir perdonando la partida de "yo pensé que..." o "así nomás dejá...". Ese "no hay quién haga" llega a su fin. Con dos clics del mouse y una cuenta en Skype, un empresario obtiene seis posibles reemplazantes.

Esto no es actitud antinacionalista ni procapitalista, es profesionalista.

El que acepta un trabajo debe entender que está tomando un compromiso con una empresa. El trabajo debe ser realizado no porque el jefe "me va a retar", sino porque trabajamos y coexistimos en un nuevo mundo, en donde la colaboración se convirtió en la nueva competencia.

Fecha: 27/03/2011 09:43.


Anónimo

BECAS

Andrés Granje.
La Itaipu Binacional, a través de su director paraguayo Gustavo Codas, informó que el año del Bicentenario las becas otorgadas a los estudiantes serán integrales, aparte del pago del estudio se les otorgará dinero en efectivo, en total el monto casi alcanza el sueldo mínimo, de tal forma que puedan cursar sin apremios económicos hasta terminar la carrera, igualmente señaló que se ayudará a las universidades publicas y privadas beneficiadas con el proyecto para mejorar la infraestructura de estas casas de altos estudios, de tal forma que el entorno académico sea mucho mas placentero y aprovechable.




Las becas a estudiantes pobres con buenas calificaciones, es una de las felices iniciativas iniciada en el país en el gobierno anterior y profundiza en el actual, es una de las mejores formas de canalizar la ayuda social que realiza la Binacional de Itaipu en beneficio de la sociedad paraguaya, es una apuesta que debe ser apoyada por todos los sectores, sin distinción de banderías políticas pues se premia y estimula, permitiéndoles seguir sus estudios a jóvenes con virtudes pero sin recursos, de otra forma es posible que esas vocaciones queden truncadas para siempre, como lamentablemente se dieron a montones en nuestro pasado reciente.
Además es la mejor manera de premiar la dedicación y la disciplina en la juventud, siendo una poderosa motivación el saber que si uno aprovecha el tiempo y sus potencialidades, puede beneficiarse con la ayuda, sabido es que la etapa terciaria, eminentemente profesional, es la mas costosa y aun cuando abunda universidades igual las matriculas y el abono mensual es prohibitivo para las familias humildes. De esta forma existe igualdad de oportunidades para todos los que quieran estudiar, basta solamente la voluntad y la capacidad para superarse.
Creemos que esta iniciativa debe ser emulada por otros entes oficiales y especialmente por el sector privado, empresas importantes debiera crear fundaciones que estimulen a los jovenes a capacitarse, que mejor manera que costear una parte de estos estudios e inclusive en las empresas subsidiarias de multinacionales, permitirles becas de especialización en el exterior, de tal forma a elevar la capacidad profesional de los egresados universitarios, todo el acopio de conocimientos será importante para lograr excelencia en el mercado paraguayo, estas mismas empresas privadas pudieran beneficiarse contratando los servicios de los profesionales posteriormente.
Abogamos para que estas becas otorgadas por la Itaipu, no degeneren ni se desnaturalicen al ser entregadas a personas que no sean dignas de las mismas, bajas calificaciones, etc. En detrimento de otras que si hicieron meritos y las necesitan. Por el momento las becas son dirigidas hacia las carreras que el país necesita, llenado el cupo, creemos que se deben extender igualmente hacia otros estudios, apoyando las vocaciones juveniles, respetando la libertad de optar por aquellas carreras que les son mas apetecibles y en donde creen puedan descollar.

Fecha: 28/03/2011 11:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.