El opio del pueblo.

Publicado: 28/05/2016 08:46 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

El opio del pueblo. Nuestros impuestos pagaron la transmisión de un torneo de fútbol. Las prioridades del Gobierno. Genial sería si el presi nos ahorra la burocracia del MEC y pone de su bolsillo los techos y pupitres en las escuelas carenciadas. (De ninguna manera creo que Cartes use dinero público para pagar derechos del fútbol. No es CFK (?) Si negocia supongo lo hará de su plata.) El gobierno K ‘liberó’ el fútbol en Argentina. Correa ‘aportó’ en Ecuador. Aquí Lugo ‘ayudo’ con las eliminatorias para Sudáfrica. Apoyar (digamos) al fútbol SIEMPRE es una buena decisión ‘política’, es pueblo, pero ¿es pico necesario? Para mi no…
Técnicas que nunca dejan de funcionar en política paraguaya: 1. Pan y circo 2. Hurreros 3. Mentira repetida hasta convertirla en verdad (Ese jodido periodismo que cabalga sobre la anécdota y arrincona lo importante. Consecuencia de la crisis del negocio periodístico, dicen.)
¿Cómo es que un canal de cable (que no llega a todo el país) le gana la puja a dos cadenas de televisión de aire? Vierci y González, sin nada. Es probable que de esos grupos mediáticos salgan los mayores cuestionamientos a la televisación de la CA. La Copa América Centenario por la TV Pública. El funcionariado público tá felí (?). ¡Marche una entonación del himno!

El fútbol aparte de ser un buen negocio, es espectáculo y diversión, más que un simple deporte es una pasión, se practica en todos los rincones de esta hermosa nación, una pelota de fútbol en cada casa es casi una obligación. Es motivo de reuniones, el partidito con los amigos y la posterior "hidratación" aunque algunas veces apeligren una que otra separación, transmisión televisiva es excusa para un asadito al carbón, acompañado de espirituosas, mejor si son un montón, nos convertimos en técnicos, jugadores, réferes y dueños del balón.
Por otro lado no debe ser distracción de otros temas que merecen mucha atención, ya experiencia tenemos de cada "negociación", hipnotizados con fútbol nos han embaucado en más de una ocasión, como ejemplo está Itaipú, mientras se firmaba el leonino tratado, en el estadio jugaba y ganaba el Ciclón, Brasil un caballo de Troya nos filtraba, acá deliraba de gusto la afición. 
Este escrito de respetable extensión, es simplemente para traer a colación, esta última traba a la televisión y posterior liberación, toda la teatralización de la pulseada en cuestión, no me saca de la cabeza y no hace falta tanta imaginación, para tener la certeza, que bajo la manga busca la reelección. (Carlos Sosa) 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.