• Ramón Lobo

Una parte importante del planeta no elige jamás, sólo sobrevive. Dedica toda su energía vital a esquivar un destino preñado de enfermedades, hambre, injusticias, violaciones, guerras y muerte. Pocos lo consiguen más allá de los 40 años, que es el umbral de su esperanza.

Otra parte de la humanidad, no menos numerosa y a menudo superpuesta con la anterior, permanece enclaustrada en una cárcel en la que todo está tipificado. Desde el toque de la campana del alba al canto del almuédano del atardecer. Cualquier falta se considera pecado y si es mortal se castiga con el fuego eterno. Del árbol de la superstición cuelgan las tradiciones más irracionales: ablación, infibulación y lapidación; también, la Inquisición y la pena de muerte, entre otras. El rebaño manso que no piensa, que no escoge, sigue mejor al pastor.

 

Son pocos los seres humanos que emplean las herramientas de la cultura para emanciparse de la tradición y construir una vida donde se puede respirar. Abandonar la tribu es un acto valiente, pero da miedo: se cambia la seguridad del grupo por la libertad individual.

 

Tengo una amiga en Barcelona que adoptó hace siete años a una niña etíope a quien llamaremos A. Una de las principales carencias de A es que no sabía elegir. Nunca lo había hecho. Cuando la llevaban a una pastelería y le preguntaban ¿qué bollo quieres?, la niña se echaba a llorar. Tampoco sabía de la existencia de los días y los meses y los años. ¿De qué sirven los lunes en la tierra de la muerte?

 

Elegir es difícil porque implica renunciar. Elegimos desde que nos levantamos de la cama: desayuno, radio, ropa, transporte… Cada minuto, una decisión. Algunos lo consideran estresante; otros, un privilegio. Elegir exige entrenamiento, libertad y abundancia para disponer de al menos dos opciones. Tenemos todo al alcance de nuestra mano occidental pero no sabemos que el verdadero lujo es poder elegir,  no el lujo en sí.

http://www.ramonlobo.com/2009/06/09/el-grave-problema-de-poder-elegir/

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.