LIZ CRAMER, MINISTRA DE TURISMO DE PARAGUAY

El PIB de Paraguay creció 14,5% en 2010, la tasa más alta de la región, superando incluso a Perú. La ministra vino a Chile buscando capitales para sostener esa expansión.

Gabriel Fuenzalida



Paraguay, la tercera economía más pequeña de Sudamérica, suele ser ignorada por los analistas y expertos. Habitualmente asociada con la piratería y el tráfico, es evitada en general por los inversionistas extranjeros. Sin embargo, en los últimos años, Paraguay ha estado atravesando por una silenciosa transformación.

El Producto Interno Bruto creció a una extraordinaria tasa de 14,5% el año pasado, la más alta de la región, superando incluso a Perú.

La ministra de Turismo de Paraguay, Liz Cramer, visitó Chile esta semana para promover este país como destino para los viajeros locales. El gobierno de Fernando Lugo está impulsando un millonario plan de infraestructura turística, que incluye una completa modernización de la capital, Asunción. Pero Cramer no sólo vino a buscar turistas, sino también capitales para apoyar el crecimiento de la economía. Paraguay es el único país de la región que tiene superávit de energía y esto plantea interesantes oportunidades para Chile.



- ¿Qué tiene para ofrecer Paraguay a los turistas chilenos hoy?

- Menos de 20 mil chilenos visitan Paraguay cada año, lo cual es absolutamente bajo, pero lo que presenta también una oportunidad, para crecer, relativamente en poco tiempo, enfocados a nichos que nosotros consideramos relevantes. Estuve con operadores de turismo, agencias de viaje y con toda la directiva de la Cámara de Comercio de Chile.



- ¿Cuál fue su mensaje para ellos?

- Vine a hablarles de la nueva realidad de Paraguay, de las cifras que estamos contentos de exhibir, de los desafíos que todavía tenemos, de nuestro interés de fomentar el comercio bilateral. Como ministra de turismo me interesa todo el flujo que pueda haber, todo lo que sea el aumento del flujo comercial en cualquiera de los ámbitos, porque nos ayuda muchísimo.



- ¿Y hay oportunidades también para los inversionistas?

- Paraguay, tiene una realidad que merece ser observada de cerca. Nosotros crecimos 14,5% en 2010, impulsados principalmente por la construcción. Hicimos una fuerte inversión en obras públicas y empezamos un ciclo de obras en torno a 
US$ 4.000 millones a tres años con capital público-privado. 
Tenemos muy buenas relaciones con Chile, que es un cliente muy importante, sobre todo en el rubro de la carne.



- ¿Cuál es entonces la oportunidad para los inversionistas?

- En el caso de Paraguay suele decirse que le falta mercado interno. Si embargo, tenemos una localización estratégica al lado del Brasil y Argentina. Tenemos uno de los suelos más fértiles del mundo, tenemos exceso a energía eléctrica. De hecho, somos uno de los pocos países en el mundo con excedente de energía, limpia y renovable. Nos sobra energía eléctrica. Se están haciendo además inversiones muy importantes en líneas de transmisión, para usar cada vez más el excedente de energía, que hoy se lo vendemos a Argentina y Brasil. Hay una intención de industrializar mucho más a Paraguay.



- ¿Esto se está reflejando en una modernización del país?

- Asunción se está reformando completamente, la costanera, la reconversión del centro histórico, transporte masivo, son de las cosas que transforman a la ciudad. Luego, carreteras, que son claves para unir zonas aisladas, que hacían imposible hablar de un turismo de forma sustentable. La central Itaipú tiene un centro de turismo que está renovado, un área para que visiten las personas.





Problema de imagen


La pequeña nación guaraní es normalmente asociada con la piratería y la corrupción, un estigma que las autoridades ahora intentan revertir.

- ¿Qué está haciendo el gobierno para solucionar estos problemas?

- En este tema hay una hipocresía regional sorprendente. El contrabandista es el que vende, compra, distribuye y usa. En mi país existe, efectivamente, una frontera con grandes mercados como Brasil, en la que el que compra y vende es Brasil y se comercializa fuera de Paraguay. El principal problema es con el mercado brasileño. La piratería es por y para Brasil. Es una realidad que no me enorgullece, porque obviamente tiene que haber algo de responsabilidad de nuestro país, pero rechazo las lecciones de moral de la región.

- ¿Cómo afronta Paraguay su posición como el socio más pequeño de Mercosur, considerando las medidas proteccionistas que han tomado Brasil y Argentina?

- Es un gran desafío para los sudamericanos. Tiene sus pros y contras, por nuestra posición geográfica y políticamente, era necesario tomarlo. Es una lucha a diario por resolver las asimetrías en los mercados. Estamos peleando todo el tiempo por el tema del tránsito, sobre todo con Argentina. Tener una asimetría económica entre países es complicado, pero hay que aprender a vivir con eso.



- ¿Cómo solucionan los problemas de tránsito con Argentina, por ejemplo?

- A nivel diplomático, solamente eso. Hemos tratado de abrir más puertas con zonas francas en Chile, en Antofagasta e Iquique, por supuesto. El tema de competencia nos obliga a veces a competir entre socios.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.